Publicidad
Publicidad

"Yo vi debutar a un gran capitán"

Juan Luis Jiménez fue el autor del gol de la UD Las Palmas el 18 de febrero de 1962, día del estreno oficial de Tonono en La Condomina (Murcia)

  • TONONO: 40 AñOS DESPUéS
  • 22/04/2015 - 19:03
Juan Luis Jiménez muestra una foto de su archivo personal, autografiada por los propios protagonistas. Tonono es el cuarto de pie, desde la izquierda (C. Torres)

Manuel Borrego

La historia de la UD Las Palmas debe guardar un hueco singular a seis futbolistas que tuvieron el honor de estar presentes en dos instantes memorables de la entidad: el 23 de abril de 1961 (debut de Juan Guedes en Ceuta) y el 18 de febrero de 1962 (estreno de Tonono Afonso en Murcia). En ambos partidos de Liga, correspondientes al grupo Sur de la Segunda División, estuvo un delantero que ha dejado su firma en momentos relevantes del equipo: Juan Luis Jiménez. Los otros jugadores que repitieron acompañando aquel primer día de los que serían futbolistas internacionales amarillos y más tarde figuras malogradas en juventud fueron el portero Ulacia, además de Aparicio, Calixto, Ríos y Espino.

En el ciclo de reportajes conmemorativos del 40 aniversario de la muerte de Tonono, al delantero Juan Luis lo escogemos por doble motivo. Ya que suyo fue también el gol de la victoria de aquella tarde en La Condomina de Murcia (0-1), contra el conjunto pimentonero. Las Palmas alineó a Ulacia; Aparicio Torrent, Calixto, Tonono; Guedes, Juan Luis, Espino, Erasto, Ríos y Santamaría, a las órdenes de Paco Campos.

Cuarenta años después, Juan Luis admite a Tinta Amarilla su satisfacción personal por haber tenido el honor de estar presente en esos dos instantes, en los que él recibió a tan ilustres compañeros que más tarde iban a escribir en la UD Las Palmas los mejores días deportivos en el fútbol nacional.

Una foto memorable: la visita de la UD Las Palmas a Melilla, en 1963. Entre otros se observa a Juan Luis, en primera fila, y a Tonono junto a Guedes, en la segunda fila y a la derecha. La plantilla de la UD Las Palmas se fotografió con estos curiosos sombreros (Archivo personal de J.L. Jiménez)

"Tonono impresionaba"

Recuerda Jiménez que "Tonono ya iba para figura cuando se incorporó a nuestro equipo. Venía del Arucas, pero su fama en la isla era muy importante porque atesoraba una calidad que pocos jugadores de la época, siendo tan jóvenes, podrían ofrecer. No le conocí personalmente ni me había enfrentado a él hasta que llegó al equipo profesional", puntualiza. "Pero, antes del debut, se entrenaba con el primer equipo y desde entonces ya le vimos unas condiciones enormes para poder triunfar. A nadie le extrañó que, llegado el momento, él iba a tener continuidad como titular de la UD Las Palmas".

Se estaba formando entonces una plantilla para recuperar la Primera División. Un año antes había ingresado Guedes y, después de aquel debut del central aruquense, llegaron los demás Diablillos Amarillos. Juan Luis destaca dos aspectos fundamentales en el Tonono incipiente: "Era un gran profesional, tenía mucha clase desde joven cuando saltaba al terreno de juego. Siempre fue un futbolista elegante que en el campo se situaba con mucha precisión como defensa. Y eso, además, lo acompañaba con una fuerte personalidad a pesar de que al principio su carácter era algo serio. Su forma de ser le ayudó en lo futbolístico desde el primer momento, acoplándose rápido a una plantilla donde había ya jugadores más veteranos".

Del aquel partido en Murcia, los recuerdos que le quedan a Juan Luis son muy lejanos, pero cree rememorar que "seguramente fuera objeto de alguna broma en el viaje, porque era habitual ... Pero como en el grupo reinaba un gran compañerismo nunca hubo un problema". Señala a los más dados a ello a Erasto "que era un socarrón" o César Nelli, si bien el argentino ya no estaba en ese viaje y fue el jugador al que en teoría habría relevado el joven futbolista aruquense.

Acoplado a Torrent

Tonono tuvo "la fortuna de que, además, el equipo lo dirigiera un entrenador que creía en nuestra cantera, como era Paco Campos. Estimulaba al jugador joven con sus palabras. No tengo una precisión de lo que el técnico le habría dicho a Antonio aquel día, pero cumplió y muy bien. Se ganó pronto el respeto y la titularidad". De hecho no la abandonaría en las siete jornadas finales de aquella Liga, para mantenerse en el puesto en los años sucesivos.

Recuerda que un apoyo en aquel inicio de amarillo como Tonono fue el catalán Juan Torrent, que estaba cedido en el equipo amarillo "por su etapa militar. Pero era un futbolista con muchas tablas. Tonono y él se complementaron de inmediato. Todo fue más fácil para ambos y para el equipo".

"Ni un mal partido"

"No le recuerdo un mal partido a nuestro Omega", apunta generoso en la apreciación Juan Luis Jiménez. "Poco a poco fue mejorando todavía. Siempre se entrenaba como jugaba. Era incluso duro con los compañeros en los partidillos. Las veces que actuó contra el Tenerife, en el derbi, lo hizo perfecto. Aportaba en el campo mucha personalidad. Jugar en el Heliodoro era complicado también en aquella época, por la rivalidad. Pero Tonono le daba mucho carácter al equipo, tanto en la época de Rosendo Hernández como con Vicente Dauder, cuando fuimos allí".

La fama que le precedía hablaba también de sus salidas al ataque, de manera sorpresiva, que fue mejorando con los años. "Me acuerdo de verle partir en una jugada desde nuestro área hasta el del equipo rival, con una autoridad y un poderío notable. Tonono impresionaba como jugador y como persona. Lloramos mucho su pronta desaparición".

Pasado este tiempo, la añoranza queda marcada en las palabras de Juan Luis, el goleador aquel día en que debutaba una figura del fútbol canario. Él no lo sabía entonces pero en poco tiempo se percató: "Vi debutar a un gran capitán", culmina orgulloso de haber vivido esos momentos históricos.


Juan Guedes y, a su derecha, Juan Luis, como jugadores de la UD Las Palmas. El delantero estuvo presente también en el debut del centrocampista de Tamaraceite. Este jueves 23 de abril se cumplen 54 años del debut de Guedes (Archivo personal JLJ)