Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Los tres amores de Onofre del Rosario

El galdense nos descubre el potencial de Granada y Málaga, los dos próximos visitantes del Gran Canaria y equipos en los que militó tras su paso por la UD Las Palmas

  • GENTE CON DUENDE
  • 22/12/2015 - 18:58
Onofre, con su hijo Himar, ahora miembro del cuerpo técnico de filiales del Granada y jugador infantil del club nazarí (Archivo personal)

Manuel Borrego

El destino ha querido que los dos próximos visitantes del Estadio de Gran Canaria sean, precisamente, los dos equipos actuales de Primera donde Onofre del Rosario (9 de febrero de 1967) ejerció después de haber cubierto su ciclo como jugador de la UD Las Palmas. El galdense militó en el 1992 en el Granada (visitará la isla el 30 de diciembre) y antes había sido traspasado al Málaga (vendrá 10 de enero).

El corazón del rápido extremo grancanario es amarillo, al estar permanentemente en conocimiento de lo que le ocurre al club isleño que le dio la alternativa profesional en 1988, bajo la dirección de Roque Olsen y en Primera División. Hoy es opinión autorizada la suya para hablarnos de esos rivales a los que se medirán los hombres de Quique Setién:

Ojo con Sucess y Peñaranda

Onofre reside en Granada desde 1993. Allí ha hecho familia y ha creado su propia plataforma empresarial. Al conjunto nazarí lo sigue en vivo puesto que, además, ahora forma parte del cuerpo técnico de la cadena filial del club como segundo entrenador de plantilla infantil. "Y en un futuro me gustaría asumir el cargo de algún equipo", nos reconoce.

Del Granada, Onofre tiene esta opinión: "Aquí se comenta que, con independencia de la clasificación del equipo, el Granada tiene una de las plantillas más completas en todos los sectores del campo. El equipo con más dotaciones desde que volvió a la Primera División. Pero le veo como un equipo que hasta ahora se ha mostrado como irregular y, en partidos, imprevisibles".

Lo explica: "Ha hecho encuentros espectaculares y otros vulgares. No existe un término regular. Ha perdido algunos partidos en los últimos minutos, puntos que por rendimiento pudo haberlos ganado. Les ha faltado un poco de picardía, de la experiencia que hay en determinados equipos de la Primera División".

Observa el galdense que "la portería está bien cubierta y quizá la defensa sea la línea más débil. Pero delante está lo mejor con un centro del campo con calidad y dos puntas que están llamados para grandes cosas. Son Isaac Success y Peñaranda, dos puntas rápidos de 18 y 19 años, que tienen desparpajo, velocidad y le están dando otro aire al equipo. Con ellos, ahora mismo, el Granada es más peligroso en los desplazamientos que en Los Cármenes. Allí les está afectando más jugar con el potencial que realmente tienen".

El galdense cree que "tiene plantilla para reaccionar" en la segunda vuelta. "Pero necesitan dejar atrás errores infantiles para abandonar los puestos de descenso".

Amrabat es la clave malagueña

Su opinión es más elevada cuando habla del Málaga, primer conjunto que vendrá a Gran Canaria en 2016. "De hecho, ya está saliendo de atrás y va a dar mucho rendimiento. Porque, para empezar, tiene un grandísimo entrenador -Javi Gracia- y jugadores con mucho fútbol, de toque, muy parecido a lo que hace la UD Las Palmas. El bloque está ya funcionando y yo destacaría sobremanera a Amrabat, un jugador clave que ya marca diferencias en el equipo".

Onofre tiene claro que "de los dos, saldrá adelante el Málaga, estará entre los diez primeros de la clasificación. Y creo que el potencial del Granada es importante pero su irregularidad es una incógnita".

El tercer escudo es en realidad su primer amor deportivo. "A Las Palmas le he visto tres veces esta temporada, por televisión. Y en las tres me ha encantado. La última contra el Betis me pareció que el equipo había encontrado su sitio en la competición".

Valora que "tenga el criterio que siempre nos ha gustado, con el fútbol de toque. Tienes jugadores muy buenos, como es lo Jonathan Viera, un hombre que marca diferencias. Pero la Primera División penaliza a los equipos si tienen dudas. Va a ser un año muy difícil pero sería bueno que llegara cuanto antes la reacción porque no es bueno verse siempre tan abajo. Tiene que reaccionar ya", exprime en su comentario.

Onofre tiene más motivos para disfrutar del balompié en Andalucía. Se acuerdan de él sus compañeros de la Fundación del Málaga, que le han llegado a invitar para grandes acontecimientos recientes del club. Dejó semilla. Y otra germina en su vida, como es la de su hijo Himar -doce años-, futbolista de la cadena del Granada y un deportista en proyección al que mima con esmero. Si iguala la calidad atlética y ahora la perspectiva analítica de su padre, hombre tendremos.

Una imagen de Himar del Rosario, el joven futbolista por el que se han interesado varios equipos españoles para sus cadenas filiales. Pertenece al infantil del Granada. Él es la pasión paternal de Onofre

  • Publicidad