Publicidad
Publicidad

Cruyff, el astro que no pudo ganar en el Estadio Insular

El fútbol mundial se despide del genio holandés, verdugo de la UD en la final de Copa de 1978

  • SABíAS QUE ...
  • 24/03/2016 - 22:04
La primera visita de Cruyff al Insular, en 1973-74: Tonono y Carnevali se fotografían con el holandés, que saluda al popular Perico (Norberto Rodríguez)

M.B.

El fútbol mundial llora la pérdida de uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos; Johan Cruyff, fallecido este Jueves Santo a los 68 años de edad. Al holandés le recordarán las últimas generaciones como el técnico del Dream Team del FC Barcelona, el hombre que desde el banquillo revolucionó la manera de entender el fútbol. Pero antes, como jugador en activo, ya lo había hecho también llevando al Ajax y a la selección de Holanda a la primera plana del deporte, como abanderado del que se denominó Fútbol Total de los años setenta.

El deporte acabará acordándose más del Cruyff jugador que del que pasó también como exitoso técnico. Posiblemente sea el jugador más elegante que miró de frente a un balón, con una manera de interpretar el juego que decoró con su dominante zancada y calidad técnica.

A España llegó esa nueva ola en 1973, tras haber conquistado con el Ajax tres Copas de Europa, una Supercopa y un título de la Copa Intercontinental. Ya acumulaba dos de sus tres balones de oro (1971, 1973 y 1974). Sólo estaba en sus comienzos para seguir, bajo la dirección de un técnico de gran talento como era su compatriota Rinus Michels, la colección de éxitos al frente del FC Barcelona.

Cruyff conservó una relación propia agridulce con la UD Las Palmas. Porque de su paso por España se recordará que nunca logró ganar como jugador en Estadio Insular, en sus cuatro comparecencias en partidos de Liga de Primera División.

Su tarjeta de presentación ante la afición grancanaria la hizo como campeón de Liga, en el epílogo de la campaña 1973-74, con derrota 1-0 y el célebre gol de Trona. Un año después volvió a repetirse el marcador, esta vez con el recordado gol de Martín Marrero. En 1975-76, el triunfo amarillo fue 3-1, anotando Verde, Juani y Morete mientras el propio Cruyff redujo distancias. Por último, en el ejercicio 1976-77, Las Palmas volvió a ganar 2-1 con los goles de Germán y Morete.

A la izquierda, Brindisi y Cruyff en el Nou Camp

La afición del Insular le aplaudió, pero allí no pudo ganar el astro holandés. Sus cinco victorias sobre los amarillos se produjeron en el Nou Camp (4) y en la final de Copa de 1978, celebrada en el Estadio Santiago Bernabéu (3-1). En total, Cruyff le marcó a Las Palmas seis goles, cinco de ellos en el templo azulgrana.

De la final de 1978 hay varias anécdotas relacionadas con el cerebro del FC Barcelona. Ese día Cruyff convenció a su entrenador para actuar como defensa central. Se alejó de la posición de uno de los marcadores más contundentes con los que tuvo que medirse en el fútbol español: Félix Marrero. En entrevista a Tinta Amarilla, el futbolista grancanario recordó que "creo que en realidad Rinus Michels -entrenador azulgrana- le ganó la partida a Miguel Muñoz -técnico de Las Palmas-. Porque el planteamiento en la final del Barça fue distinto al que nosotros habíamos preparado. Cruyff se fue a la defensa y Neeskens a una banda. Cambiaron varios jugadores sus posiciones y no teníamos a quién marcar; no estaba previsto. Nos descontroló esta situación en la primera parte".

Gerardo Miranda, que entonces era joven jugador amarillo, puntualizaba también a Tinta Amarilla que al salir al túnel de vestuarios del Bernabéu "vimos a Cruyff y a Neeskens hablando tranquilos, mientras Johan fumaba. Y no sé qué pensé porque yo estaba lleno de nervios en aquel momento, antes de la final, y ellos allí tan tranquilos". Esa misma escena la presenció en el descanso otros jugadores amarillos. Morete recordaba en fechas recientes aquel asunto. "Les vimos y me dijo Miguel Brindisi (con sorna): si ellos están así y nos ganan 3-1 es que entonces somos una mierd... "

Cruyff se ha ido, víctima de un cáncer. Su pisada queda porque es imborrable.

 


N.d.R. Los datos referidos son de la etapa de Cruyff como jugador, que es el recuerdo que perdurará sobre su figura en el deporte. Como técnico dirigió al Barcelona en el 1-0 de Copa en el Insular, del 6 de febrero de 1991, en partido de ida de octavos de final. Vuelta: 6-0

 

Cruyff, frente a Hernández, en uno de los partidos de Liga de los años setenta (NR)