Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Así fue el 1-3 en Mestalla

Un gran gol de equipo y un gesto técnico de estrella

  • LA MOVIOLA
  • 22/08/2016 - 23:49
Ilustración del movimiento de arrastre de Boateng hacia la zona de ariete. Logra un dos contra dos en posiciones de remate

B.P.

El 1-3 de la UD Las Palmas, el gol del estreno de Boateng en la Liga (ha marcado en las cuatro grandes competiciones europeas: Bundesliga, Premier y Serie A) es el que rompe definitivamente el partido para los amarillos.

La jugada del minuto 30 combina dos facetas enlazadas en el juego amarillo: la conjunción, la labor de equipo, y el talento individual del último actor, el ejecutor del remate ganador que no puede rechazar el portero Ryan.

Las Palmas tuvo en esa jugada la virtud de mover el balón y, con él, desordenar al Valencia. Acaba en el costado derecho donde está El Zhar, apoyado por Michel Macedo. Sin embargo, Kevin-Prince Boateng decide cambiar su rol de extremo a ariete. Ese movimiento del berlinés es determinante. Porque con él logra situar un dos contra dos: Livaja-Boateng frente a los dos centrales locales (imagen superior).

En ese escenario faltó el remate magistral. Porque el centro de El Zhar iba a media altura, casi hacia la cintura de Kevin. Sin embargo, Boateng se lanza en plancha y remata el balón girando por completo su cuello, para dirigirlo donde Ryan no puede llegar.

Un gran gol de equipo, pero con un gesto táctico y técnico individual que tuvo rango estelar.

 

  • Publicidad