Publicidad
Publicidad

Las normas de la Liga (1)

El césped, uniforme y no más alto de 30 milímetros

  • LFP
  • 28/09/2016 - 07:53
Aspecto general del césped del Estadio de Gran Canaria, antes de las actuales reformas, cumpliendo las exigencias de la Liga (C. Torres)

B.P.

"Cada partido es un reto para los clubes de la Liga. Todo el mundo se preocupa por si juega uno u otro futbolista. El club se preocupa a diario porque cada uno de los puntos pueda pasar la revisión y se puedan celebran los encuentros". Estas palabras las pronuncia Patricio Viñayo, director general de gestión de la UD Las Palmas, que nos muestra cada uno de los puntos que ha de cumplirse antes de los partidos en la actual Liga. Un Director del encuentro, asignado por la Liga, repasa en cada jonrada un listado de más de 140 puntos para dar el visto bueno o, en su defecto, emitir informes con valoraciones que supondrían para el club una resta económica importante al finalizar en campeonato si el cumplimiento de las normas no se siguen al pie de la letra.

Césped, iluminación, vestimenta de las personas del club anfitrión, gradas, publicidad, ... todo está bajo el control y supervisión de la Liga. Porque la imagen del campeonato se exporta a través de la televisión a centenas de países y cada club ha de cuidar al máximo la misma.

Exponemos un serial sintetizado de las principales normas que acuña el manual de la Liga Profesional. Y empezamos en la primera entrega por la superficie de juego, que tantos quebraderos de cabeza precisamente ha proporcionado a través de la historia a la UD Las Palmas.

Esto es lo que pide la Liga a los clubes sobre el césped:

"El estado del césped y en consecuencia su aspecto tienen un impacto importantísimo en la percepción audiovisual de un partido. La buena salud del césped y su buen cuidado, además de crear unas excelentes condiciones para el juego, repercutirán en la imagen que se proyecta de La Liga, sus equipos e instalaciones.
La Liga realizará a través de la ‘Asociación Española de Greenkepers' con la que tiene suscrito un convenio dos auditorías durante la temporada, una antes del inicio de la segunda vuelta y otra una vez finalizada la temporada" para comprobar el estado de la superficie de cada uno de los 20 campos de Primera y 22 en Segunda.

Especifica que "en caso de condiciones meterológicas extremas (granizo, tormentas, ...) la valoración del césped quedará suspendida para ese encuentro en particular. Ese informe debe ser firmado entre 210 y 150 minutos antes del partido. Las condiciones principales que se requieren son:

* Deberá estar cortado entre 20 y 30 mm de altura (tallo). Y toda la superficie de forma homogénea.

* El Director de Partido está facultado para comprobar la dureza del terreno de juego, que estará condicionada por la humedad del campo. Existe un medidor específico para esta función. Se realizarán 15 mediciones (nunca a menos de tres metros de un aspersor).

* El rectángulo de juego de estar totalmente cubierto de césped, sin excepción. Y eliminar las malas hierbas como trébol, kikuyu o la gramínea Poa Annua.
Se valorará la uniformidad cromática del césped y la resistencia, permanencia y agarre, estas últimas en previsión de lesiones de los futbolistas. La comprobación de la tracción rotacional se realizará con una máquina específica que estimará sus valores. Los aceptables oscilan entre los 45 a 60 Newton por metro)

* La Liga le da un valor muy importante al corte del césped, que deberá realizarse en líneas rectas a lo ancho del campo de juego. En total se cortarán 9 bandas en cada medio campo (18 en total). Y la preparación de ellas se realizará de izquierda a derecha mirando desde la grada principal. No se permiten otras marcas que sean visibles como, por ejemplo, las relacionadas con un campo de rugby.