Publicidad
Publicidad

Las normas de la Liga (y 7)

15 días para ponerse de acuerdo con los equipajes

  • LFP
  • 05/10/2016 - 20:04
El saludo de los jugadores de Las Palmas y Granada, esta temporada, con las equipaciones admitidas (C. Torres)

B.P.

Culminamos el breve serial dedicado a las nuevas normas de la Liga para explicar el procedimiento de selección de las distintas indumentarias, que los equipos de la competición han de utilizar en el campeonato de Primera División y de Copa del Rey. Todo pasa por una supervisión de la patronal y aprobado, con confirmación, del Comité Técnico arbitral.

Podría interpretarse como un proceso sencillo, pero durante días los delegados de los clubes o las personas asignadas a este cometido han de ponerse en marcha para que el proceso cuente con el ok antes del primer balonazo de la tarde.

La norma general que preside estas negociaciones es que los equipos utilicen en primer lugar el uniforme oficial, el tradicional de cada club. Y la primera equipación del conjunto visitante goza de prioridad sobre la vestimenta del portero local. Recordamos que, ante la eventualidad de posibles conflictos en este último punto, la Liga recomendaba a los clubes que sus arqueros tuvieran en los armarios hasta cinco conjuntos de diferentes colores.

Esta norma es importante porque el portero del equipo local no puede bloquear o condicionar en el partido la vestimenta del once visitante, insistimos. Y si existe algún litigio entre clubes es la Liga la que resuelve la situación con una orden tras análisis.

El árbitro asignado para el partido, al que también se le notificará con anticipo las indumentarias, posee la facultad de rechazar las propuestas de equipajes de los clubes. De esta forma, los equipos tendrían que remitirle nuevas propuestas para sus uniformes el día del partido hasta que el Comité Técnico de Arbitros las verifique como válidas.

Todo este proceso se inicia con 15 días de antelación a la disputa del encuentro. Y el equipo local, que es el primero en señalar su elección, ha de comunicar la decisión con un máximo de tres días. A partir de entonces, el equipo visitante ofrece su propuesta con otro máximo de tres días a partir del informe local.
"Una vez finalizada la selección de equipaciones por ambos clubes, y mientras es asignado el colegiado del encuentro, el área Audiovisual de La Liga verificará que el conjunto de las prendas permite una diferenciación adecuada en relación a la retransmisión televisiva del partido. En el caso excepcional de que esto no sea así, La Liga podrá requerir al club visitante la sustitución de todo o parte de la equipación seleccionada", expresa la patronal.

El árbitro designado para el encuentro recibirá una comunicación de su Comité Técnico por correo electrónico para que proceda a revisar, validar o rechazar la propuestas emitidas por los clubes. Esta parte del proceso tiene un plazo de 24 horas. Y si se produce el informe negativo del colegiado, este habrá de explicar los motivos de su decisión. El proceso se reinicia con toda celeridad hasta que por fin confirme la aceptación de las nuevas propuestas al Comité Técnico Arbitral, en otro plazo de 24 horas.

El último paso la da el Comité Técnico Arbitral, al enviar un correo electrónico de confirmación de equipaciones seleccionadas a clubes y equipo colegial, que también tiene varias opciones en su vestuario. De esta forma existe garantías inequívocas de que prendas de determinado color no van a ser obstáculos para que la ‘cuenta atrás' del encuentro sea escrupulosa.

Y si no es así, multa.