Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

"Crecieron de niños a héroes"

Gómez Perlado expone en las Jornadas técnicas una ilustrativa conferencia en la que relató los objetivos de la preparación física y el modelo de confección de las selecciones nacionales de España

  • GENTE CON DUENDE
  • 01/11/2016 - 01:09
Gómez Perlado, durante su exposición en el Gran Canaria Arena (C. Torres)

Manuel Borrego

Cada vez que Juan Carlos Gómez Perlado o sus compañeros del organigrama técnico de la RFEF exponían los éxitos de las rojitas de España, emanaba una pregunta obvia. "¿Por qué siendo tan buenos en las selecciones inferiores, con tantos títulos, no se lograban entonces con la absoluta?". Era una cuestión que brotaba casi una década atrás. Porque la respuesta llegaría en 2008, luego en 2010 y en adelante. El trabajo de formación de futbolistas, una labor a conciencia durante años, tenía que fraguar en la fusión de miembros de varias generaciones que llevaran a la gloria a la Roja y al primer puesto del ranking mundial al fútbol español.

El que fuera preparador físico y técnico de la UD Las Palmas ofreció una ilustrativa conferencia este lunes, en el Gran Canaria Arena, para desmenuzar cómo es la confección de esos equipos nacionales en los que él labora, cuáles han sido las claves de los 22 títulos continentales desde 1985 a 2015, cuál es el método de trabajo global y los consejos aplicables para los técnicos colegas que están en formación. Porque su exposición estaba dirigida a los entrenadores de la provincia de Las Palmas, dentro de las Jornadas técnicas que organiza el Colegio a través de la Federación Interinsular.

"Les vimos crecer de niños a héroes", mencionó orgulloso el Profesor Gómez Perlado. Lo decía ante una imagen de los jugadores internacionales alzando en Sudáfrica la Copa del Mundo. Esa fue la cima de muchísimos años en ascenso y de una labor bien planificada.

Su discurso fue ameno e ilustrado, con un repaso a los conceptos del fútbol universal partiendo desde la función de la preparación física y su evolución. Recordó que "en los años cincuenta y sesenta no se trabajaba la flexibilidad, la elasticidad o la movilidad. Había mucho balón, carreras y algo de abdominales entre los futbolistas". Sin embargo, en los setenta aparecieron los preparadores físicos, que llegaron a tener su etapa de esplendor "en los ochenta. Incluso se diferenciaba el trabajo físico al futbolístico".

Más tarde, en los noventa "se combinó la física con el balón", pero la mejora cualificada se produjo a partir del 2000 porque "el futbolista se prepara desde la comprensión del juego" y "se valora el trabajo compensatorio del deportista; la previsión de las lesiones. Ese es el futuro que entiendo espera a la preparación física".

Esta introducción le sirvió para explicar que el entrenamiento "en el fútbol, la preparación ha de basarse en el juego" y en la capacidad del deportista para adaptarse a "las dos funciones que se ha de realizar en los partidos: el ataque y la defensa. La una tras la otra las ha de ejecutar constantemente". Y a la vez enraizar en el competidor lo que denomina "una respuesta positiva en el campo de juego ante lo imprevisto".

Tras esta introducción dio paso a explicar cómo son las herramientas de los seleccionadores para ir puliendo los distintos equipos nacionales, desde la sub'16 a la absoluta. "Es un trabajo singular, porque no tenemos 38 jornadas para elaborar un equipo". El seleccionador tiene que lograr una productividad inmediata porque "dependes de los resultados y si no los logras te vas a casa", en alusión a las fases de clasificación.

La captación

Los futbolistas internacionales de España tienen una captación profunda, cuya génesis está en "edades de 14 a 16 años. Desde ahí se empieza. Pero es cierto que todo esto depende de los 57 seleccionadores territoriales, que son los que controlan todos los rincones balompédicos del país. Ellos son la clave del entramado y por eso la Federación no deja de resaltar su agradecimiento a esta labor formativa e informativa".

Con esa información documentada en base de datos, "buscamos 55 jugadores, 5 por puestos, para cada equipo". Todos los seleccionadores nacionales tienen una relación interna de transmisión informativa e, incluso, de colaboración en las funciones. De ahí que "futbolistas de la sub'16 son conocidos por los otros seleccionadores. O viceversa de otros equipos. No son departamentos diferentes como funcionan en otros países. La información y el conocimiento del jugador es fundamental, esa es una de las claves".

El trabajo de campo no es constante en el tiempo. "Dependemos de los calendarios. Reunimos temporalmente y varias veces a los jugadores con el objetivo de que formemos equipo y que ellos asimilen conceptos que sean sencillos, relacionados la mayoría con el juego colectivo". Los asociados con el fútbol de entrenamiento son "acciones de ataque y defensa siempre en superioridad".

Porque "los jugadores internacionales no vienen a la selección a realizar un trabajo físico" y es de agradecer que "acudan con un protocolo emitido por sus clubes para la prevención de lesiones. En esto se ha mejorado muchísimo en España durante los últimos años. Es un salto de calidad".

Explicó Gómez Perlado cómo es el trabajo selectivo en los periodos de los grupos internacionales. Ataques organizados (a pocos toques), fieles al estilo nacional (España siempre utilizó las bandas para desbordar y centrar), encontrar las carreteras internas para las transiciones en el juego (educar a los futbolistas para ello con rondos especializados), especial atención a las jugadas de estrategia (con ellas se solucionan partidos y falta de tiempo para adaptar mejor a los jugadores) y, "cuando no tengamos el balón, asimilar al grupo que todos deben estar juntos para defender".

Tantos años de experiencia y tan extensa cosecha de éxitos en su curriculum le permiten sugerir consejos a los que puedan seguir sus huellas. "El entrenamiento en el fútbol ha de basarse en el juego", con el propóstico de "potenciar la capacidad del futbolista" para que pueda interpretar en el campo dónde están esas carreteras hacia el éxito. Todo lo demás, se planifica por un grupo de trabajo cuyo caudal de títulos conquistados no cesa.

Galería de fotos

Gómez Perlado, durante su exposición en el Gran Canaria Arena (C. Torres)
  • Publicidad