Publicidad
Publicidad

El Gran Canaria vuelve a depender de sí mismo para la Copa

El triunfo amarillo en Santiago y la derrota del Bibao en Málaga le presentan al Herbalife la oportunidad de meterse entre los ocho primeros sólo si hace sus deberes

  • CBGC ESTADíSTICAS
  • 13/11/2016 - 20:59
McCalebb caza un rebote ante la presencia de Hendrix y la mirada de Eulis Báez. (ACB-Photo)

Juan Pedro Borrego

La mitad del trabajo ya está hecho. Cuando hace unas jornadas todo se presentaba de color gris oscuro para que el Gran Canaria pudiera clasificarse para la Copa del Rey, hoy los amarillos ya tocan a las puertas de la fase final de la competición copera. Las cuatro victorias consecutivas de los amarillos, y la derrota de este fin de semana del Bilbao en Málaga ponen en las manos del conjunto de Luis Casimiro la oportunidad de disputar su décimo cuarta fase final de la Copa.

"Incluso cuando íbamos 0-4 creí en la posibilidad de poder meternos en la Copa", comentaba Luis Casimiro hace unas fechas. El técnico ya tiene en sus manos la oportunidad de hacer realidad sus expectativas si acometen bien sus deberes ligueros. Con un balance equilibrado de victorias y derrotas (4-4) en la clasificación, y con un calendario en el que se dibuja un enfrentamiento con el octavo clasificado, el Retabet Bilbao, los amarillos sólo necesitan hacer el mismo número de victorias que los vascos y derrotarles en la jornada 16ª para ocupar su puesto copero de la actualidad.

Para empezar no va a ser fácil el reto, los amarillos reciben este próximo fin de semana al líder, el Real Madrid, mientras los bilbaínos hacen de anfitriones del colista, el ICL Manresa. Posteriormente, al Granca le toca lidiar la complicada visita al Estudiantes, mientras al Bilbao le corresponde recibir decimocuarto, DKV Joventut. Tras eso, ambos equipos tendrán complicadas salidas, los amarillos ante el Barcelona, y los vascos a la Fonteta del Valencia.

Ese es el tramo más complicado que deben lidiar los de Casimiro, porque después parece que el camino se inclina más para su rival directo. Los amarillos reciben al Zaragoza, visitan al Manresa, hacen de anfitriones consecutivamente con el Baskonia y Joventut, y por último visitan Bilbao para descansar en la 17ª jornada. Mientras que los Sito Alonso reciben al Madrid, visitan Murcia y Santiago de Compostela, y acogen las visitas del Betis y Gran Canaria, antes de acabar la primera vuelta en la pista de su eterno rival, el Baskonia.