Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

11-12: El Gáldar saca más renta a la epidemia de las separadas

  • NOTICIAS
  • 03/12/2016 - 01:39
Kevin Acosta y, detrás, su mandador Juan Martel (C. Torres)

B.P.

El Unión Gáldar ganó otra batalla en pos de alcanzar la gran final de la Liga insular de Gran Canaria. Lo hizo en Vecindario, frente al vigente campeón Unión Sardina (11-12), que acusó sin duda la falta de profundidad de su plantilla. Pero el virus de las separadas entre puntales es casi ya una epidemia porque tan sugestiva velada acabó con dos entregas nulas entre Alvaro Déniz y Kevin Acosta.

Ese punto repartido cerró la noche. No hubo más; aunque el Gáldar conservó una silla más, la que le dio el triunfo.

Antes, Alvaro Déniz y su hermano Ismael habían hecho un esfuerzo notable para desmontar el extenso banquillo del líder de Primera. Alvaro ganaba a Moisés Pérez (con la primera separada entre ambos), Rubén Ramírez y Airán Gordillo (las dos seguidas).

Ismael, por su parte, había hecho la hazaña de apear al destacado A Rayco Santiago, remontando una lucha en contra. Y también había dejado en el camino a Iván Pérez, Iván Inestroza y Eduardo Mendoza.

Pero la ayuda del resto del bloque del Sardina no llegó en la medida posible. El Gáldar, casi con lo justo, acabó la noche. Y para ello Acosta quitó de brega a Ismael, tras ir lucha a lucha, mientras que más tarde ocurrió el match nulo con Álvaro Déniz.

Alineaciones

11 Unión Sardina: Alvaro Déniz (4), Ismael Déniz (4), Kevin Castellano (1), Eric Castellano, Juan Alberto Mateo (1), Agustín Ravelo, Brayan Rodríguez, Fran Ramos, David Delgado (1), Jesús Fernández, Angelo Rodríguez y Fabián Sánchez. Mandador: Juan Coruña

12 Unión Gáldar: Kevin Acosta (2), Rayco Santiago, Moisés Pérez (1), Rubén Ramírez (2), Yeray Alamo (1), Fran Moreno, Airán Gordillo (1), Mario Roger (1), Iván Inestroza, Iván Pérez (2), Eduardo Mendoza (1) y Hacomar Zurita (1). Mandador: Juan Martel

Arbitro: Isaac Guillén. Quedó en pie Yeray Alamo