Publicidad
Publicidad

La tarde de gloria del Capi Aparicio

El que fuera jugador, masajista y hombre orquesta en el vestuario de la UD Las Palmas durante 40 años recibió este viernes un emotivo homenaje de sus ex compañeros y amigos

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 23/12/2016 - 19:26
Aparicio, rodeado de sus amigos, en el homenaje de este viernes en O Sole Mío (JHC)

B.P.

Son días de emociones en la UD Las Palmas y su entorno. En la tarde de este viernes, víspera de Noche Buena, Ernesto Aparicio -cuatro décadas en la UD Las Palmas haciendo de hombre orquesta- recibió un homenaje de sus amigos en el Restaurante O Sole Mío de Mesa y López. Fue su particular tarde de gloria propiciada por quienes no le olvidan, de quienes estuvieron a su lado en el campo de juego o en una camilla, atendidos por el eterno Capi del club grancanario.

"Gracias por enseñarme", le dijo en un breve discurso Germán Dévora, presidente de honor de la entidad, que encabezó un hilera de mensajes dirigidos a un hombre conciliador, un fontanero en el vestuario al que adoran generaciones de jugadores, directivos y técnicos que conocieron sus fieles servicios al club grancanario.

"Desde su juventud en el estrellato como jugador, hasta la actualidad como excelente masajista, líder en silencio del vestuario", rezaba un mensaje impreso en un cuadro que fue entregado a Aparicio firmado por todos los presentes. Continuaba las palabras de homenaje diciendo: "Casi toda la historia de la UD Las Palmas ha estado acompañada en su interior por la figura de Aparicio El Capi. Te agradecemos nuestro paso por la UD Las Palmas. Eres de Primera. Tus amigos y compañeros de siempre".

Todo comenzó como una idea de los inseparables Socorro y Orlando. Se unieron poco a poco al acto que, con mucha improvisación, estuvo cargado de amistad y sinceridad.

Galería de fotos

Aparicio, rodeado de sus amigos, en el homenaje de este viernes en O Sole Mío (JHC)