Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

El vibrante renacer olímpico del pugilismo grancanario

Samuel Carmona avanzó hasta el diploma en Río, tras notables combates que conmovieron al país

  • MáS
  • 23/12/2016 - 14:29
Carmona celebra su triunfo sobre Paddy (RTVE)

El joven grancanario Samuel Carmona se hizo un hueco este verano, como uno de los grandes protagonistas de los Juegos Olímpicos de 2016. En Río de Janeiro el boxeo español recuperó un protagonismo extraviado, pero el púgil isleño minimosca se colocó en primera línea con sus vibrantes actuaciones en el Pabellón Ríocentro.


Carmona pasó eliminatorias como vencedor frente al armenio Houhannyan y ante el irlandés Paddy. Y en la lucha por las medallas se tropezó con un poderoso colombiano, Yurbeyén Martínez, que le quitó del camino de la final, pero no le hizo perder el rostro de deportista feliz que fue capaz de conmover a todo un país.

Carmona acabó quinto, diploma olímpico con sabor a medalla.