Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

La UD confirma un presupuesto de 55,3 millones esta temporada

Y estima, durante la junta general de accionistas, más de 8 millones de beneficio después de impuestos

  • NOTICIAS
  • 27/12/2016 - 20:25
Un aspecto de la presidencia de la junta general ordinaria y extraordinaria de la UD Las Palmas (C. Torres)

M.B.

El mayor presupuesto de su historia y las expectativas por las nubes. La junta general de accionistas de la UD Las Palmas, celebradas este martes en el Estadio de Gran Canaria, confirmó un previsión de ingresos de 55.350.000 euros en la temporada en curso, con más de 8 millones de euros de beneficios después de impuestos.

La bonanza deportiva del club amarillo sigue caminando de mano de una paz social y una salud económica que el club no conocía en décadas o, quizá, ni siquiera desde sus orígenes. Todo ello se pudo comprobar en los 23 minutos de duración de un acto acto que estuvo presidido por Miguel Ángel Ramírez, titular del consejo de administración de la UD Las Palmas, acompañado por su vicepresidente, Nicolás Ortega, junto al letrado Mario Goshn, el asesor jurídico, Murly Kesomal, y el notario José del Cerro.

Todos los puntos del día se aprobaron por unanimidad entre los presentes. El balance económico de la temporada económica cerrada a 30 de junio de 2016 arrojó 5.046.886 euros de beneficios -después de impuestos-, con el paso del equipo amarillo por la Primera División.

Se aprobó también la ampliación de capital del club (1.061.488 euros o la cantidad que finalmente se desembolse en el periodo de compra). En este apartado aclaró el presidente: "En la actualidad la UD Las Palmas es el equipo de Primera División que menos capital social posee. Se nos recomienda una ampliación", matizó Ramírez. "Proponemos una ampliación de 1.061.488 euros en una primera fase (...) Las cosas se pueden ir haciendo poco a poco. La ampliación es leve, veremos cómo responde la afición y el abonado".

No hubo obstáculo tampoco para la aprobación de la retribución económica a los administradores de la entidad. Explicó también el presidente que "no es un salario, es un bonus. No será una carga fija para la entidad, sí variable en función de los resultados. La Primera División exige mayor dedicación. Llevamos doce años dirigiendo la entidad y nos hemos ganado que se nos traten como profesionales. Sobre todo, si conseguimos los objetivos que nos proponemos", también comentó Ramírez. "El resto del fútbol español tiene administradores profesionales y la UD Las Palmas no puede quedarse atrás".

En un abrir y cerrar de ojos, con la tranquilidad de una obra que está realizándose correctamente, se cerró la sesión con el deseo de que los objetivos en 2017 superen a los de su hermano que a pocos días está de despedirse.

  • Publicidad