Publicidad
Publicidad

El gran año del Villa acabó en lágrimas

El conjunto satauteño logró su primer título del grupo canario de Tercera, pero el ascenso se le escapó a tres minutos del cruce con el Sanse

  • TERCERA
  • 28/12/2016 - 21:24
La frustración de Alvaro Rodríguez, jugador del Villa, al terminar la promoción con el Elche Ilicitano (C. Torres)

El Villa de Santa Brígida firmó la mejor de sus temporadas en Tercera División, pero su final no fue el pretendido. Porque por dos veces se le escapó la posibilidad de volver a la Segunda B luego de emotivos partidos en la promoción de ascenso frente al San Sebastián de Los Reyes y Elche Ilicitano.


Habían llegado los hombres de Israel Quintana con aroma de aspirante serio. Por vez primera, el Villa había ganado el título del grupo canario de la categoría y se presentaba con poderosos avales en el play off de campeones.


El choque de ida frente al Sanse resultó un partido intenso, muy defensivo, con notables precauciones. El 22 de mato ganaba 1-0 el Villa con un solitario gol (olímpico) de Calem, en la segunda parte. Esa mínima ventaja pudo ser definitiva una semana después, porque además en Matapiñoneras el Villa se adelantaba en el marcador con un testarazo de Pablo Alvarez.

Sin embargo, el Sanse echó el resto y a tres minutos del final logró el 3-1, en remontada, anotado por Fer Ruiz. Al Villa se le escapaba el ascenso pero no la esperanza.

El 5 de junio se reanudaba la competición con un mazazo: 3-0 en el Martínez Valero ante el filial del Elche, que parecía tener el billete para el último play off en su bolsillo. Pero había mucho Villa todavía en Los Olivos. Mereció llegar el conjunto satauteño a la prórroga al menos. Porque en una segunda parte enérgica, Pablo Alvarez y Alex Suárez anotaban en los seis últimos minutos dos goles para la esperanza.


Y en la penúltima jugada del partido, el propio Alex Suárez cazó un balón en el área y, de media volea, marcaba el increíble 3-0 que habría prolongado las opciones locales. Sin embargo, en una decisión errónea, el colegiado balear Morena Llorens anuló el gol y dejó a Santa Brígida sin ascenso y con la frustración en el rostro de todo el conjunto.


El final, sin embargo, no desmerece la gran temporada y la proyección de algunos futbolistas: Calem, Alex Suárez y Diego Parras siguen sus destinos en los filiales profesionales de los equipos canarios.

Galería: C. Torres