Publicidad

Fallece Sainz-Rosas, vicepresidente de la Federación de Las Palmas

  • NOTICIAS
  • 03/01/2017 - 13:25

Valentín Sainz-Rozas Blanco, persona que ha ocupado el puesto de vicepresidente primero de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas durante los diferentes mandatos de Antonio Suárez Santana, ha fallecido a primera hora de la mañana de este martes en la capital grancanaria a los 72 años de edad después de luchar contra una enfermedad que le había obligado a ser hospitalizado hace algo más de un mes. La nota informativa fue divulgada por la Federación de Fútbol, que añade:

"La presidencia, junta directiva y empleados de Federación y Mutualidad, entidad en la que también ocupaba un cargo de relevancia en su organigrama ejecutivo, manifiestan su más profundo pesar por la pérdida de un hombre de singular personalidad y de grandes dotes para la organización. Trasladamos nuestro más sincero mensaje de pesar a sus hijos Valentín e Isis y resto de familiares.

La capilla ardiente con los restos de Sainz-Rozas se instalará a partir de las 14.00 horas de esta tarde (3 de enero) en la sala 101 del tanatorio de San Miguel de la capital grancanaria. Su incineración se producirá a las 14.30 horas del miércoles (4 de enero) en las mismas instalaciones funerarias.

A partir de la jornada de hoy se guardará un minuto de silencio en su memoria en los más de 400 partidos que se disputen en la provincia de Las Palmas durante la presente semana. Incluso, este gesto también se extenderá al encuentro de la Copa del Rey que disputarán este martes los equipos de la Unión Deportiva Las Palmas y Atlético de Madrid en el estadio de Gran Canaria. En señal de duelo, la presidencia de la Federación ha ordenado el cierre de las instalaciones de la Federación y Mutualidad de Futbolistas para la jornada del 4 de enero de 2017.

El vínculo de Valentín Sainz Rozas con el fútbol federado se inicia en una de las épocas doradas del CD Maspalomas y a petición de su amigo, ya desaparecido, el empresario Angel Luis Tadeo. Poco después pasa a formar parte de la directiva de la Federación en la etapa presidencial de Luis Jiménez Chirino.

Tras el acceso a la presidencia de Antonio Suárez Santana, este le encarga la responsabilidad del área económica, labor que desempeñó con lealtad y eficacia durante los últimos 27 años, como así lo corroboraban las diferentes auditorías externas a las que se somete anualmente el máximo organismo futbolístico de la provincia de Las Palmas.

Pero Valentín no sólo era un hombre que se guiaba por el estricto cumplimiento de los presupuestos, como ha quedado reflejado en las actas de las juntas directivas de estos años, sino que también era sensible a las necesidades de los equipos modestos cuando estos tocaban a su puerta para solicitar el aplazamiento de una deuda para lograr la superviviencia de sus respectivos clubes, o a los propios comités federativos cuando demandaban más medios materiales. En esto tuvo mucho que ver su experiencia profesional, centrada básicamente en el comercio.

De hecho, el pasado verano, coincidiendo con la celebración de la Asamblea de la Federación Canaria en Tenerife, en cuya constitución y creación participó activamente, recordaba, con nostalgia, sus tiempos en los que intentaba abrir mercado en el sur de Tenerife para una marca de productos oleícolas y eso le llevaba a pernoctar en una localidad del sur de la isla porque las infraestructuras viarias actuales no existían.

Pero la relación de Valentín Sainz-Rozas Blanco con el fútbol no sólo se limitó a sus puestos en las federaciones de Las Palmas y Canaria. Durante muchos años fue delegado de diferentes selecciones inferiores de la RFEF (Real Federación Española de Fútbol) en distintas competiciones europeas y mundiales; incluso, llegó a acudir con el equipo nacional a las olimpiadas de Estados Unidos.

Además, en el seno de la RFEF formó parte del Comité Nacional de Fútbol Juvenil y Aficionado, circunstancia que le llevaba a participar activamente en las distintas fases de los campeonatos nacionales de Selecciones Territoriales, y de la comisión de equipos de Segunda División "B".

En el capítulo personal, Valentín estaba dotado de una fina ironía y de un amplio bagaje cultural, no sólo fruto de sus numerosos viajes al extranjero, sino de su gran afición a la pintura, de la que era un gran coleccionista", culmina.