Publicidad
Publicidad

100-76 en la Eurocup

¡Que siga el espectáculo, Granca!

El equipo isleño aniquila tres veces en el encuentro a un respondón Fuenlabrada y se persona en los cuartos de final frente a los israelíes del Hapoel Jerusalén

  • CBGC CRóNICAS
  • 08/02/2017 - 21:45
McCalebb, inspiradísimo toda la noche, pasa el balón a Hendrix para un mate de los amarillos (C. Torres)

B. Pérez

El Gran Canaria cerró este miércoles su clasificación para los cuartos de final de la Eurocup con una gran victoria (100-76) sobre el Fuenlabrada, al que tuvo que aniquilar hasta tres veces en un encuentro tremendo. Su rival será el Hapoel de Jerusalén israelí, con el factor cancha a favor de los hebreos.

El equipo de Luis Casimiro brindó un espectáculo bello en el Arena, con una afición volcada que comprendió la trascendencia de un triunfo que dejaba al Gran Canaria en segunda posición de grupo, tras el Lokomotiv Kuban. El partido fue muy igualado en varias de sus etapas, quebrándose en el tercer cuarto. Tuvo como notable protagonista a Sasu Salin, con cinco triples en momentos determinantes.

Primero, explosivo McCalebb

La salida del Gran Canaria fue explosiva, a través de Bo McCalebb. Los tres primeros puntos tuvieron el suspense, porque fue un triple que debió ser ratificado por los colegiados estimando que había entrado en tiempo de posesión. Esa manera de empezar fue preludio de lo que iba a venir posteriormente.

El base McCalebb dirigió la primera ofensiva del Gran Canaria. 7 puntos suyos y 6 (2 triples) del finés Salin provocaron el primer tiempo muerto del equipo visitante, con 13-3 en el marcador. Apenas habían transcurrido tres minutos y medio cuando se producía la primera paralización técnica.

Era, en realidad, un espejismo. Contrastaba la fluidez ofensiva de los amarillos con un atasco de ideas del Fuenlabrada, que despertó de inmediato y dos minutos después el tiempo muerto caía del lado isleño, con 13-10 en el tanteador. El tira y afloja no había hecho sino comenzar. El rebote defensivo dominaba en ambos tableros, sin ocasión para segundas opciones.

El Gran Canaria volvió a dar otro tirón, esta vez aprovechando el viento fresco de Paulí -dos acciones muy acertadas en ataque- y especialmente Aguiar. El segundo estirón isleño le colocó con un 24-12 en el tanteador. Pero era otra imagen irreal. El Fuenlabrada metió codos y volvió a entrar en el partido con abundantes aciertos atacantes también.

Una canasta de Hettshemeir, con falta adicional de Hollins, colocó al equipo visitante por delante en el marcador 34-35, aunque de forma testimonial en la primera parte. Porque de nuevo otro repechón local, con 8 puntos seguidos de Salin (2 nuevos triples) le permitieron un nuevo corchete en el marcador a los amarillos antes del 47-47 del primer periodo, con abundante anotación en ambos aros, y mucha incertidumbre para la continuación.

Imparables tras el descanso

Había mucho que hablar en el vestuario local. El Gran Canaria salió a pista dispuesto a sentenciar el partido y devolver a casa al Fuenlabrada. Comenzó con la misma energía el tercer cuarto. McCalebb y Salin fueron de nuevo los primeros protagonistas, más tarde un pletórico O'Neale, muy inspirado en todas las facetas del juego. Y en un abrir y cerrar de ojos, con un parcial 16-2, el partido se volvió definitivamente de color amarillo.

Uno de los problemas del primer tiempo (1 rebote ofensivo) también se corregía en la continuación. El tercer empujón del Gran Canaria ya fue el definitivo. Su escalada fue imparable. Un triple de Kuric (72-52) colocó la ventaja en 20 puntos. Entonces el equipo de Casimiro tenía rebote, sus carteristas funcionaban, corrían y los tiradores repartían mejor la cosecha.

La virtud del Fuenlabrada en una finalísima de estas características, en terreno contrario, fue no rendirse. Y aunque haciendo la goma acortaba diferencias (76-69), lo cierto es que la avalancha local le llevó a gozar de una renta amplia que no dibuja con exactitud el trabajo previo para lograrla.

El Gran Canaria pudo disfrutar con sus aficionados otra nueva escalada en la temporada. Se está especializando ellas y es un rival peligroso en cualquier escenario.

Alineaciones:

100 Gran Canaria: McCalebb (13), Salin (19), O'Neale (19), Báez (7), Pasecniks (4) -inicial- Hollins (2), Hendrix (10), Oliver (6), Paulí (4), Rabaseda (-), Kuric (8) y Aguilar (6)

76 Fuenlabrada: Cruz (6), Paunic (10), Hakanson (10), Sekulic (2), O'Leary (3) -inicial-, Popovic (15), Rupnik (10), Vear (6), Smits (3), González (-), Hettsheimeir (8) y Moreno (-)

Parciales cada diez minutos: 26-19, 47-47, descanso, 74-61 y 100-76

Arbitros: Pastusiak (Polonia), Fritz (Alemania) y Obrkmezevic (Serbia)

Pormenores. Última jornada del last16, en partido disputado en el Gran Canaria Arena. 5619 espectadores.