Publicidad

Baskonia-Real Madrid llegan a las semifinales con sufrimiento

  • COPA DEL REY
  • 16/02/2017 - 21:22
La plantilla del Baskonia celebra su pase a semifinales, tras apear al Iberostar Tenerife (ACB Photos)

Baskonia y Real Madrid disputarán este sábado un puesto en la final de la Copa del Rey de baloncesto, luego de haber superado con dificultades al Iberostar Tenerife (90-81) y Andorra (99-93) respectivamente.

El Gran Canaria conocerá este viernes a partir de las 18.00 horas su destino en la competición, tras resolver su cruce con el Valencia Basket. Mientras el otro finalista saldrá del partido entre el Barcelona y el Unicaja.

Apuros del anifitrión

El Iberostar Tenerife no pudo sobrepasar el primer obstáculo, que era el anfitrión del torneo. Perdió 90-81, no sin dar una fuerte resitencia en el Fernando Buesa Arena.

El equipo vasco tuvo en el base Shane Larkin a su principal exponente. Firmó en el partido 26 puntos (17 en el último cuarto), 8 asistencias y 34 de valoración para convertirse en el héroe baskonista.

El Tenerife puso cara su eliminación desde el inicio. Incluso llegaron a ponerse 31-33 en el primer cuarto, luego de nunca perder la estela de un Baskonia que dominaba el marcador pero no tenía sensaciones de controlar por completo el partido.

Un momento importene fue el parcial 8-0 de los victorianos, que le permitieron llevar al descanso una renta de ocho puntos.

La tónica se mantuvo en la segunda parte y cierto nerviosismo apareció cuando el marcador se apretó 61-55. Pero en el tramo final, el imperial Larkin -muy acertado en todas las facetas del juego ofensivo- dejó el marcador en ese final de 9 puntos de ventaja, con la algarabía entre los aficionados vascos.

El Real Madrid, sólo al final

El vigente campeón lo pasó mal frente al Andorra, que se le subió a las barbas durante todo el encuentro salvo en el tramo final.

Los blancos tuvieron que levantar diversas diferencias en contra (21-37) o (33-43), para ir detrás en el marcador durante casi todo el partido hasta que Randolph, a 7 segundos del final, lo empató con un triple (86-86).

El Madrid fue contundente luego de que Albicy malograra la posibilidad de entrar en la historia.

Pero en la prórroga, los vigentes campeones aprovecharon el tirón de Sergio Llull para abrir una brecha en el marcador, ayudado por el instinto ganador de Nocioni, y acabar ganando con sufrimiento.

Los andorranos se fueron de la cancha ovacionados por los aficionados.

Randolph (25 puntos) y Llull (22) fueron los máximos anotadores en el equipo ganador, mientras Shermaiini (27) y Albicy (15) lideraron las anotaciones del Andorra.

Hubo polémica al final, porque la acción que forzó la prórroga fue precedida por un campo atrás de Sergio Llull que el trío de colegiados no señaló.