Publicidad
Publicidad

Conoce a ...

Ángelo, el defensa solidario del Villa

"Me fijo más en compañeros como Ribalta o Fabio. Salen del banquillo y cambian los partidos; son más importantes incluso que los titulares"

  • TERCERA
  • 28/02/2017 - 20:33
Ángelo, defensa del Villa de Santa Brígida (C. Torres)

M.B.

Angel Sánchez Martel (Valsequillo, 23 de mayo de 1992) es uno de los principales protagonistas del Villa de Santa Brígida esta temporada. El lateral diestro se ha consolidado en un equipo en el que "ha sido muy sencillo acoplarse. Me ha sorprendido el gran ambiente interno de la entidad. Desde el primer día sentí que entré en una familia; es una de las cosas que resalto del grupo. Está muy unido y así podemos hacer muchas cosas".

Angelo, como se le conoce en el fútbol provincial, tuvo que tomar una decisión complicada el pasado verano: Partió a Los Olivos desde la UD Telde, el equipo donde se inició su ronda deportiva en juveniles y con el que desarrolló tres años en Tercera División después de pasar por Valsequillo (tres temporadas) y Unión Marina (Regional). Tenía un papel importante en el nuevo proyecto, porque cubría la baja de Diego Parras, firmado por filiales de la UD Las Palmas. Pero el jugador valsequillero ha notado que "ha sido finalmente una decisión acertada. Porque estoy experimentando mi mejor año deportivo. He ganado en confianza, en físico; siento que ayudo al equipo en muchas facetas, no sólo en la defensiva. Porque me ha tocado también marcar goles y dar asistencias a mis compañeros. Hasta ahora, me siento muy realizado".

Porque además va camino de la siguiente experiencia hasta ahora desconocida para él. La pasada temporada, por ejemplo, luchó para salvar a la UD Telde del descenso. Ahora está en la repetición de promoción de ascenso con el Villa. "Nunca ha tenido la oportunidad de jugar por un objetivo así. De momento no siento esa tensión, pero sí es verdad que está el grupo muy ilusionado en lograr el pase lo antes posible. El objetivo es estar entre los cuatro primeros, ya veremos al final el orden. Ahora mismo estamos riñendo con el San Fernando por el segundo puesto. Ellos no fallan, pero nosotros tampoco".

La llamada del Villa para incorporarle a filas "no me hizo dudar. Me dio pena abandonar el Telde, como es lógico. Y me siento rascado de verdad cuando veo las dificultades que tiene ahora mismo, con posibilidades de un descenso. El club no estaba funcionando bien desde hace años. Son cosas que se veía venir porque lo vivimos desde dentro. Es una lástima, pero esta oportunidad personal no la podía desaprovechar".

Los cambios en el Villa

La sensación de mejora la reconoce Ángelo por "la confianza en mí mismo, en mi juego. Creo que estoy dando lo mejor, porque además físicamente me siento muy mejorado esta temporada. El Villa está realizando un gran trabajo en este aspecto". Además, "una de las virtudes del entrenador (Israel Quintana) es cómo corrige al futbolista. Te ayuda con sus palabras, no te abronca. Tiene un estilo que el futbolista debe apreciar. Luego, cuando estás en el campo, te concede libertad para tomar tus propias decisiones. Para mí es clave esta forma de llevar el equipo".

Pero también observa otros aciertos, más relacionados con lo táctico o con la pizarra. "El Villa es un equipo importante en la estrategia. Marcamos muchos goles a balón parado, porque tenemos gente que va bien a esos remates, muy especializada". Y en el aspecto defensivo "mantiene las pautas de la pasada campaña. Ya era difícil hacerle gol al Villa, especialmente en casa. Ahora sigue igual. En ese aspecto ha logrado mantener una línea de trabajo a pesar de los importantes cambios que se han producido en la plantilla".

Ribalta y Fabio

Le pedimos una opinión sobre los jugadores que más le han sorprendido en la escuadra satauteña. Ángelo apenas tarda en reflexionar para señalar a dos piezas de banquillo. "A nivel individual me fijo más en futbolistas como Ribalta. Me sorprende la capacidad que tiene para entrar en un campo de juego, como reserva, y modificar el partido. Ha ocurrido en varias ocasiones. Porque tiene velocidad, encara y buenos centros. Lo digo también porque nunca presenta una mala cara a pesar de que no juega tanto como otros compañeros. Eso es difícil de ver porque en todos los equipos siempre hay sus cosas. Ribalta no es así".

Y añade en su opinión. "Tengo que opinar de igual manera con Fabio. En el encuentro contra el Vera salió 15 minutos y dio dos asistencias, por ejemplo. Cuando sale al campo ofrece un salto de calidad al equipo. Y lo hace en silencio. Yo valoro mucho esto", añade. "Los jugadores de un banquillo así, con tanta solidaridad como el resto, son más importantes incluso que los titulares. Porque dan más cuando el equipo les necesita. Me fijo en ellos y por eso les destaco".

Tres seguros, Tenisca quizá

El zaguero del Villa ya tiene casi terminada su quiniela para la promoción de ascenso. "El orden me falta, pero estaremos con Las Palmas Atlético y San Fernando. Me gustaría que el cuarto fuera de Gran Canaria, pero está complicado. Si tengo que decir un nombre, me inclino por el Tenisca".

Y también le reclamamos una opinión sobre el jugador más complicado al que ha defendido en la presente Liga. "Me tocó Benito el día de Las Palmas Atlético. Corresponde a mi banda. Pero, ¡qué decir!. Los jugadores del filial están muy fuertes a nivel de juego y especialmente en el apartado físico. Cuando los tienes enfrente ves ese gran nivel".

Ángelo también aprieta lo suyo. Le queda todavía lo mejor del año, para seguir creciendo sin aún conocer su techo y el del Villa. "Lo vamos a dar todo hasta el final. Y luego ya se verá qué nos dice el destino".

El siguiente paso, Arucas: sábado a las 12.00 horas.