Publicidad

100 goles encajados en la era Setién

La bonanza del juego amarillo con el técnico cántabro (99 goles) se desluce por una debilidad defensiva digna de analizar. Fuera de casa, en la presente Liga, su promedio de tantos rivales es de 2,38 por partido

  • CENTRAL DE DATOS
  • 11/03/2017 - 12:15
Un gesto típico de Setién en los encuentros, a la derecha: (C. Torres / La Liga)

M.B.

Los datos globales de la gestión de Quique Setién al frente de la UD Las Palmas, después de 67 encuentros oficiales (57 de Liga y 10 de Copa) ilustran la actual doble personalidad del equipo amarillo: un conjunto importante con balón (99 goles en su haber) y un bloque con importantes problemas cuando lo tiene el rival (100 en contra).

Es una síntesis de lo que ha ocurrido en el más reciente de los encuentros, con derrota 4-3 ante el Espanyol. Las Palmas dominó, generó y anotó tres dianas en las redes de Diego López, pero cada uno de sus errores fue penalizado por el adversario. Y una señal en ámbar, porque los rivales de la UD no necesitan tanta posesión para hacer más daño.

Los datos son más fríos y señalan los factores de corrección del equipo, que el capitán David García se atrevió a dibujar en Cornellá con un "damos demasiadas facilidades en defensa". Iba por ese camino la pasada temporada, ya con Setién, hasta que en la segunda vuelta modificó algunos aspectos para rectificar la trayectoria.

Pero llama la atención que, a pesar de los calificativos que recibe el juego de la UD en esta etapa, que ha llegado antes a los 100 goles encajados que los realizados. Y que tiene más derrotas en esos encuentros (26 en total, 2 de ellas en la Copa) que victorias (24, 5 de ellas en la Copa).

Imposible portería a cero como visitante

Pero centrándonos en la presente temporada de Liga, existen otros registros que deberían llamar la atención del cuerpo técnico de la UD Las Palmas y que se asocian a sus problemas para progresar en la clasificación. Las Palmas no ha logrado dejar su portería a cero en ninguno de los desplazamientos de Liga y mantiene un altísimo porcentaje de goles encajados en esos partidos: 2,38 por encuentro. Esa fragilidad defensiva le penaliza muchísimo en la clasificación. Tampoco en Copa -en los diez partidos- ha logrado dejar intacta su portería.

Si resultara aún insuficiente este argumento, habría que fijarse en el dato previo a la disputa de esta 27ª jornada. La UD se presentaba a ella como el quinto equipo que más remates rivales recibe (327). Por delante, empeorando este apartado, el Alavés (333), Betis (338), Granada (368) y Sporting (382).

Si el objetivo es quedarse en "tierra de nadie", posiblemente sus números en esta faceta tienen una lógica. Pero la ilusión real de los aficionados y el esfuerzo del consejo de administración apuntalando una plantilla que ya era excelente en el verano pasado van por otro camino.

  • Publicidad