Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Golazo y emociones

  • LA FOTO
  • 19/03/2017 - 16:50
(C. Torres)

El fútbol le tenía una sorpresa reservada a Enrique Castaño. Partió como reserva en Los Olivos, ante el Villa. Su compañero Fabio sufrió un esguince y entró al campo a sustituirle un día especial, porque se guardó un minuto de silencio en memoria del abuelo del jugador del filial. Pero Emrique tuvo la oportunidad de brindar un golazo al cielo, al marcar el 0-4 con un chut sorpresivo desde campo propio. Todo se unió y, claro, las emociones brotaron. En imagen, la dedicatoria al cielo de Castaño tras marcar su bello tanto.

  • Publicidad