Publicidad
Publicidad

1 de abril: La efeméride diabólica

Se cumplen 55 años del histórico triunfo de Las Palmas ante Castilla y el primer éxito de la generación de futbolistas grancanarios que dirigió Luis Molowny

  • SABíAS QUE ...
  • 01/04/2017 - 08:31

M.B.

El 1 de abril de 1962 es una de las fechas más señaladas del deporte de Canarias y, especialmente, del balompié. Ese día, una camada de extraordinarios futbolistas grancanarios lograban vencer en La Condomina, Murcia, a Castilla (5-3), y coronarse con la selección de Las Palmas campeones de España de categoría juvenil. Fue un hecho notable, pero menos el haber reunido en aquel equipo dirigido por Luis Molowny a la columna vertebral del mejor fútbol destilado en las islas, con la generación denominada de los Diablillos Amarillos. Empezaba su historia que este sábado cumple 55 años.

La isla entera vivió tan extraordinaria conquista. Fueron considerados como héroes y recibidos por una multitud que no le olvidó, como pudieron comprobar en 2012 cuando se produjo la reunión del grupo para conmemorar las bodas de oro de aquel hecho.

Como bien recordaba nuestro admirado maestro de periodistas Antonio Lemus del Moral en uno de sus reportajes en honor de esta notable selección de futbolistas, los jugadores que afrontaron aquella campaña exitosa fueron los siguientes: Pedro (UD Las Palmas), Antonio Juan (Arucas), Santiago (Porteño), Rafael (UD Las Palmas), Paco Castellano (UD Las Palmas), Mujica (Arucas), Cachicha (Argentino), Lasso (UD Las Palmas), Oscar (UD Las Palmas), Gustavo (Arucas), Ramírez (Gran Canaria), Megido (UD Las Palmas), Blanco (UD Las Palmas), Manolo Martín (UD Las Palmas), Oramas (Vega Guerra), Germán Dévora (UD Las Palmas), Lolín (Porteño), León (UD Las Palmas) y Cipriano (UD Las Palmas). Después de la primera eliminatoria frente al CD Tenerife la lista se redujo en dos jugadores, saliendo de ella Samper (Porteño) y Pepillo (Argentino), dirigidos por Luis Molowny y Antonio Velázquez.

Los goles isleños en la final por el título fueron obras de Germán (dos), Lolín, Oscar y Oramas. La formación de la final la compusieron Santiago, Rafael, Castellano, Mujica, Lasso, Oscar, Oramas, Martín, Germán Dévora, Lolín y León.

El paso de los Diablillos Amarillos hasta el título tuvo como primer obstáculo a la selección de Tenerife por un parcial de 6-5, con 3-1 en el Rodríguez López y 5-2 en el Estadio Insular. En cuartos de final, Las Palmas se impuso a Cantabria por un global de 6-2, con doble victoria isleña por 4-1 en el Insular y 1-2 en tierras cántabras. En semifinales tocó Andalucía que ganó 1-0 en el Sánchez Pizjuán, pero los grancanarios remontaron en el Insular 2-0. Todo quedó entonces pendiente para el gran partido frente a Castilla de aquel 1 de abril de 1962, que es historia viva de nuestro deporte.

Más tarde, el núcelo de esa plantilla y el propio entrenador iban a firmar grandes tardes de gloria de la UD Las Palmas y del deporte de Canarias.

La formación estaba integrada por el mencionado entrenador (primero de pie a la izquierda), Santiago, Paco Castellano, Germán Dévora, Óscar, Lolín, Mujica, Isidoro el masajista, Manolo Martín y Velázquez (segundo técnico). Agachados: Mamé León, Oramas, Rafael, Antonio Juan y Laso.