Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Rubén Castro, empadronado en el fuera de juego

  • LA MOVIOLA
  • 09/04/2017 - 21:59
La jugada polémica del 0-1 no concedido al Betis (BeIN Sports)

B.P.

Tiene razón el Betis en la queja: varias jugadas claves las resolvió Sánchez Martínez en contra de sus intereses. Quizá la más determinante fue la del gol anulado a Rubén Castro porque el marcador entonces iba 0-0. Provoca la misma sensación que lo ocurrido a David Simón en Balaídos, por ejemplo.

Pero aún no acertando el colegiado al decretar el fuera de juego de Alex Martínez, que arranca al límite pero en posición correcta, hemos de apreciar también la posición del finalizador de la jugada: Rubén Castro.

Cuando su compañero emprende la carrera, el isletero del Betis es el futbolista que inicia el ataque en una posición de la que se aprovechará posteriormente. En las diversas tomas posteriores da la impresión de que Rubén está en posición en línea o detrás y no más avanzada cuando Alex Martínez toca el balón anticipándose a Macedo y Raúl. Pero si hubiese mantenido esa posición habría incurrido en uno de los supuestos de la regla 11.3 que invalidaría la jugada: "Intervenir en el juego, al jugar o tocar el balón pasado o tocado por un compañero". Queda a criterio subjetivo del árbitro esta opción asociada al aprovechamiento de su posición antirreglamentaria para marcar posteriormente.

Ese gol anulado al Betis es digno también de llevar a análisis y, a nuestro juicio, está mal invalidado. Porque incluso ante la duda, la posición final de Rubén Castro -en línea al menos con el pasador- debería ser válida también. Los béticos se enojaron pero el gol no subió. La costumbre de Rubén de empadronarse en el fuera de juego, actuando con sus movimientos sorpresivos constantes, le ha dado muchos frutos en el área rival. Sin embargo, no en esta oportunidad. Sigue sin marcarle a la UD en Primera.

  • Publicidad