Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

El resultado no es lo más importante en el fútbol

Eder Sarabia emite un comunicado en su cuenta personal, en el que ofrece sus impresiones tras lo de San Mamés y espera que vuelva el equipo (en mayúsculas) frente al Alavés

  • ENTRE BASTIDORES
  • 15/04/2017 - 19:05
Eder Sarabia habla al oído de Jesé, en una imagen reciente (C. Torres)

Eder Sarabia, segundo entrenador de la UD Las Palmas, emitió este sábado una carta en su cuenta personal en la que insta a que vuelva el equipo ante el Alavés para certificar la permanencia en la Primera División.

Dice lo siguiente:

"Hace algo más de 15 meses me sentaba por primera vez en el banquillo de San Mamés. Aquel fue uno de los días más especiales de mi vida por todo lo que supone el Athletic para mí y mi familia. Y ayer, como no podía ser de otra manera, a pesar de la dura derrota, volvió a serlo.

No estuvimos a la altura, eso es evidente, y para cuando quisimos reaccionar, un Athletic desatado y que se está jugando meterse en Europa ya era imparable.

El fútbol no son matemáticas y ahí está su grandeza. Puedes tener tu plan muy claro, saber lo que te va a proponer el rival, haberlo entrenado ... pero en este deporte hay tantas variables, tantas cosas incontrolables, que cuando empieza a rodar el balón, todo puede pasar. Por eso nos gusta tanto, por eso despierta tantas pasiones y por eso lo amamos como lo amamos.

Por eso, aunque algunos no lo entiendan, el resultado no es lo más importante en el fútbol. Dentro de unos años, pocos se acordarán de cómo acabó el partido de ayer, pero siempre tendremos en el recuerdo el espectáculo que nos brindaron las dos aficiones. Aficiones de dos clubes históricos que sufren, que disfrutan, que lo dan todo por su equipo, incluso sus ahorros, para que privilegiados como yo podamos vivir el sueño que vivimos.

Desde luego que cada semana nos preparamos lo mejor posible para conseguir los tres puntos y cuando elegimos un camino -en nuestro caso el de la valentía, el del riesgo y el del ataque-, pretendemos que sea el que nos lleve a la victoria, porque el reto de superar al contrario es de lo más motivante que hay en nuestro trabajo. Por eso, como ayer ocurrió todo lo contrario a lo que queríamos, sólo hay una manera de pedir perdón y transmitir nuestro dolor, y es, demostrando desde el próximo entrenamiento, con trabajo, talento y voluntad, que no nos conformamos con lo mucho que hemos conseguido, que queremos más y que como dije hace unas semanas "nos dejaremos la piel para que esta maravillosa historia acabe como se merece".

El próximo domingo, ante el Alavés, debe ser otro día muy importante, de esos que me gustaría recordar toda la vida. Tiene que ser un día para volver a ver la mejor versión del EQUIPO (esa que tantas veces hemos visto), un día en el que volvamos a estar a la altura del escudo que defendemos, un día en el que toda la afición vuelva a disfrutar y a sentirse orgullosa y un día de fiesta porque certifiquemos la salvación y podamos celebrar todos juntos que este club vaya a estar una temporada más donde se merece: en la mejor Liga del mundo".

  • Publicidad