Publicidad
Publicidad

La segunda hazaña vikinga de Juan Uva

"Hemos tenido que hacer tres plantillas durante el año. Estamos cerca de la permanencia, pero aún hay que certificarla", expone el técnico del Estrella CF

  • TERCERA
  • 16/04/2017 - 10:43
Juan Uva, entrenador del Estrella CF (C. Torres)

M.B.

El ex jugador de la UD Las Palmas, Juan Uva, está a pocos días de una segunda hazaña como entrenador del Estrella CF. El club de Sardina del Sur, condicionado por un corsé económico importante, afrontará las cuatro jornadas finales de la Tercera División por encima de la barrera de los 40 puntos. Lo hace por méritos acumulados y porque esta semana ha dado un golpe de autoridad en visita a la SD Tenisca, en uno de los escenarios más complejos del grupo canario.

"Ha sido un gran respiro para todos nosotros. Era un partido vital, pero el equipo estuvo a gran nivel, como ha venido haciendo durante toda la temporada especialmente fuera de casa", resume el técnico que la pasada temporada firmó el retorno a la Tercera División del club de Las Palmitas. "Fuimos ordenados y profundos en ese encuentro del viernes. Tuvimos el gol del 0-1, dos palos y varios mano a mano con el portero durante la primera parte. Empataron al inicio de la segunda, nos quedamos con uno menos, pero el equipo se rehizo hasta que anotamos el segundo gol. Fue muy importante ganar ese encuentro".

La victoria en La Palma tuvo además un incentivo anímico para la plantilla del Sureste. "Se la dedicamos a Chanito Bolaños, un aficionado eterno del Estrella que siempre estaba con nosotros, incluso en los viajes. Falleció esta pasada semana y nos acordamos de él, lo haremos siempre. Queremos que donde quiera que esté comparta este triunfo, la permanencia y los éxitos del club. Seguro que será así".

Aunque Uva, hombre de fútbol, no se fía. "No está hecho. La salvación todavía tenemos que trabajarla. Porque creo que se va a necesitar 44 o 45 puntos para evitar el descenso esta temporada. La situación atrás está muy reñida, con muchos equipos implicados. Nosotros tenemos que ganar al Telde en el próximo encuentro para luego seguir buscando puntos en los siguientes. Estamos cerca, pero no nos fiamos de nadie".

Hemos tenido que hacer tres plantillas

Las dificultades del Estrella se ha reflejado en el constante rotar de jugadores en su plantilla. "El que viene a nuestro club sabe que no podemos pagar lo que otros. Pero le entregamos la posibilidad de jugar en un equipo serio. Lo que nos ocurrió esta temporada nos ha puesto a prueba", añade. "Teníamos un equipo hecho en el verano, con los condicionantes que todos conocen. Pensábamos que íbamos a empezar la Liga con 22 jugadores. Sin embargo, a falta de un día se fueron seis. Los puedo entender, pero las cosas no se hacen así porque nos dejaron un problema que resolver cuando estaba la competición en marcha".

Pero no fue el único. "En el transcurso de la Liga se fueron otros futbolistas porque encontraron trabajo o tenían dificultades. Y en enero también volvió a ocurrir con la marcha de otros. Al final hemos tenido que ir confeccionando hasta tres plantillas en un año, cubriendo las ausencias. Por eso me siento muy orgulloso por aquellos jugadores que se quedaron en el club, sabiendo las dificultades que quizá están en otros equipos. Pero se comprometieron con el proyecto y ahora tenemos estos resultados. El problema era conseguir hacer un equipo y lo hemos logrado".

Cimientos de una cantera

El acierto en los fichajes hubo, pero también "nos ha sido una gran ayuda el apoyo de la cantera del Estrella. Aquí se está haciendo un trabajo magnífico con la base. Nuestro División de Honor juvenil se ha salvado y el equipo Regional B está bien clasificado, peleando por un ascenso a Preferente (es cuarto). Los chicos tienen mucha ilusión y el club se ha esforzado en no olvidar su cantera, que tiene un trabajo hecho muy importante. En el transcurso de la temporada hemos hecho debutar a seis o siete jugadores. El futuro del Estrella está garantizado así. Ellos sustentan los logros del primer equipo".

El único ‘pero' que el técnico de Sardina del Sur observa en el rendimiento del equipo, si es que así se pudiese concebir, es "no haber tenido un delantero que nos anotara diez goles. Porque diez goles se traducen en diez puntos más en la clasificación. A estas alturas habríamos estado mucho mejor. Pero son años que se dan así. Es algo que tenemos que mejorar, sin duda, aunque en plantilla tenemos delanteros que habitualmente suelen anotar una buena media anual".

No existe futuro para Uva más allá de los "cuatro próximos partidos. Todavía no estamos salvados", insiste, "porque hay que certificar todo el trabajo ya realizado. Una vez que todo esto se logre será el momento de hablar lo que tengamos que hablar".

Los conocidos vikingos de Sardina del Sur siguen su travesía guiados por buena mano. Aunque tiene una observación más. "Nosotros también nos sentimos perjudicados por el viento habitual de Las Palmitas. Somos un equipo que no damos un patadón innecesario, que nos gusta salir desde atrás. Lo hemos demostrado bien fuera de casa. Con el viento, todo es más difícil. Pero a él no podemos vencerle".

Noticias relacionadas