Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

¿Acertó Munuera al conceder el gol al Alavés?

La ambigüedad del nuevo reglamento sobre el fuera de juego le da un argumento al colegiado para conceder el gol del Alavés en medio de las protestas grancanarias

  • LA MOVIOLA
  • 23/04/2017 - 17:52
La jugada inicial del 1-1, con Deyverson claramente en fuera de juego (C. Torres)

M.B.

El gol de Ibai Gómez para el Alavés (1-1), con el fuera de juego de Deyverson, es una polémica más con la nueva norma sobre las posiciones de los jugadores y su influencia en las jugadas.

Un antecedente: Recordemos que a la UD Las Palmas se le concedió un gol ante Osasuna, con disparo de Roque que Lemos, en la trayectoria del balón, dejó pasar. Del Cerro Grande concedió el tanto porque el uruguayo no influía en los supuestos que habrían provocado la anulación. Recordemos que existen dos casos en los que el árbitro deje tener en cuenta con la aplicación de la regla 11.3. Que el jugador atacante en posición avanzada haga por jugar el balón o que su posición interfiera visualmente o obstaculiza la de cualquier otro contrario.

La concesión del gol del Alavés es una clara muestra de la subjetividad aplicada en el reglamento. Munuera interpreta que Deyverson -acude al balón y confunde claramente a Raúl Lizoain- no dificulta, ni interfiere en el disparo de su compañero para que actúe el portero de la UD Las Palmas. Ese criterio no lo comparten los jugadores amarillos, que reclamaron la anulación del tanto y no quedaron convencidos.

El reglamento dice que "un jugador en posición de fuera de juego en el momento en que el balón toca o es jugado por un compañero de equipo será sancionado únicamente si llega a participar de forma activa de una de las siguientes maneras:

* Interviniendo en el juego, al jugar o tocar el balón pasado o tocado por un compañero

* Interfiriendo en un adversario al impedir que juegue o pueda jugar el balón o al obstruir claramente el campo visual del adversario"

Este segundo punto es el más ambiguo de todos. Deyverson no juega el balón, ni dificulta la visión de Raúl, pero su movimiento de aproximación al balón engaña al portero que no actúa. ¿Es pues fuera de juego?.

Esto tiene la subjetividad y el haber dejado tan abierta la redacción de la norma. El árbitro tiene argumentos y también los jugadores Las Palmas. Imposible ponerse de acuerdo.

 

  • Publicidad