Publicidad
Publicidad

Pepe Juan Suárez

"Renuncié al Barça con 17 años"

45 años atrás, dos juveniles del Artesano protagonizaban una salida plagada de titulares informativos hacia el club azulgrana, en pleno apogeo de la UD Las Palmas

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 08/05/2017 - 16:24
Pepe Juan Suárez, este lunes en el banquillo visitante del Estadio De Gran Canaria (C. Torres)

M.B.

45 años atrás, en abril de 1972, dos juveniles grancanarios del Real Artesano eran portada en los periódicos locales y ocupaban espacio en los medios de la Ciudad Condal. Pepe Juan Suárez y Benito Morales, hoy comentarista de UDRadio y delegado del primer equipo respectivamente, cruzaban el largo brazo marítimo hasta la Península para enrolarse en las filas del FC Barcelona, en aquel momento dirigido por Marinus Michels, técnico embajador de la etapa holandesa liderada en los setenta por Johan Cruyff.

Los juveniles artesanistas se vieron inmersos en una guerra de declaraciones, de teorías y disputas sobre la marcha de jugadores canteranos que se escapaban a la UD Las Palmas, con un largo debate que no les llevó a ninguna parte. Un año después, en abril de 1973, Pepe Juan estaba debutando de amarillo frente al Burgos luego de agotar sus días en Camp Barça y de cerrar su sueño azulgrana. Benito lo hizo también con un recorrido más largo, convirtiéndose en el jugador de cantera con más tardía edad en debutar con los profesionales amarillos.

Pepe Juan rememora para los lectores de Tinta Amarilla cómo fueron esos momentos en que "al final, renuncié cansado a seguir y me vine. Pero la realidad es que pude ser jugador del Barça con 17 años. Hubo un traspaso. El Artesano llegó a cobrar una parte. Yo estuve un mes en Barcelona, jugando un torneo de juveniles organizado por UEFA. Pero finalmente, por medio del doctor Aguiar Márquez y su hijo, decidí volver. Me trajeron para firmar por la UD Las Palmas. Renuncié a jugar con el Barcelona, esa es la realidad".

Pepe Juan era entonces la nueva esperanza del fútbol grancanario. No pasaba inadvertido su progresión. "Anteriormente, un año atrás, me había llamado el Real Madrid por mediación de Luis Molowny. También estuve unos meses en Madrid, con toda mi familia. El Artesano nunca aceptó darme la baja federativa. Había entonces una especie de derecho de retención de los clubes si no hacía un cambio de residencia con toda mi familia. Fueron muchas dificultades y nos volvimos. Pero en el caso del Barcelona, sí hubo incluso el pago de un traspaso. No recuerdo la cantidad".

Esos debates y la falta de colaboración para cerrar la operación agotaba al joven jugador, del que algunos medios aseguraban que tendría un contrato de tres millones y medio de pesetas (19.000 euros actuales). "Yo estaba cansado de todo. Habíamos vuelto de Madrid porque mi hermano Julio padecía entonces de asma; esa fue una de las razones por las que nos regresamos de la capital. Pero todo ese trasiego entre Madrid y Barcelona (incluso el Atlético de Madrid llegó a estar interesado por sus servicios) me cansó, siendo tan joven. Prefería volver a casa y empezar con la Unión Deportiva".

La experiencia no cayó en saco roto. "Nunca habíamos entrenado con profesionales. Aquel equipo que tenía el Barcelona era extraordinario", recuerda. "Tampoco habíamos jugado en césped natural. Fue una experiencia inolvidable tanto para Benito como para mí. Aprendimos mucho con aquel equipo tan fantástico".

Una victoria con dos hermanos Suárez

La relación de Pepe Juan con el Barcelona luego se extendió en el terreno deportivo. Porque una de las últimas victorias de la UD Las Palmas sobre los azulgrana lleva la firma de los hermanos Suárez (2-1, en la temporada 1982-83). "Me acuerdo perfectamente de ese encuentro. Yo no jugué de entrada porque estaba tocado. Sin embargo, el Barcelona se adelantó con un gol de Migueli antes del descanso. Luego, en una falta que yo boté, mi hermano Julio le ganó en el salto a Miguel y marcó el empate".

Se estaba fraguando la remontada insular. "Fue una sorpresa. Julio era un tanque como delantero y se fajaba con hombres de gran físico, como Migueli". Pero la sorpresa se completó después. "El portero Artola, al que conocía de la selección sub'23, se me acercó para preguntarme dónde iba a lanzar el penalti. ¿Dónde siempre?, ¿no, Pepe?. Le dije que sí. Y él se lanzó para el otro lado, porque pensó que lo había engañado. Ganamos 2-1 a un gran equipo".

"Mi otro recuerdo especial fue contra el Barcelona de Maradona, en las semifinales de la Copa. Ese día (1-0, gol de Contreras) hicimos un gran partido. Pero se resolvió en la tanda de penalties. Maradona también vino a hablar conmigo. ¡Fállalo!, me pidió. Porque decían que en Barcelona lo iban a matar si no lograban un título aquel año. Yo no fallé, pero la eliminatoria se nos escapó al final", recuerda.

El Barça no tuvo nunca delanteros como el trío MSN

Pepe Juan tiene en mente que "Las Palmas siempre hizo grandes partidos contra las plantillas del Barcelona. Aquí le ganamos muchas veces. Pero en esta ocasión, ojalá que me equivoque, lo tiene muy difícil. No sólo por la motivación del Barcelona, que está jugándose un título, sino porque este equipo actual es muy superior a muchos. Se ha reunido una plantilla como nunca. Estos tres delanteros como Messi, Neymar y Luis Suárez, a pesar de los grandes jugadores que ha tenido a través de la historia, nunca los juntó"