Publicidad
Publicidad

Dani Ojeda celebra su mejor jugada

"Hace un año estaba en el Telde, donde apenas me daba para gasolina. Decidí jugármela y ahora podré debutar en Segunda División. Tengo un año más de contrato con el Lorca"

  • LFP
  • 29/05/2017 - 13:12
Dani Ojeda, a la derecha, y también a la derecha del grupo que celebra el ascenso del Lorca FC (Archivo personal Ojeda)

Manuel Borrego

El fútbol le tenía reservado un premio al delantero grancanario Dani Ojeda (Las Palmas de Gran Canaria, 3 de diciembre de 1994), histórico goleador de filiales de la UD Las Palmas con más de 450 tantos en su etapa de formación. Desde este fin de semana es jugador de la Liga Profesional, al ser partícipe del ascenso del Lorca FC con el timón del mismísimo David Vidal.

"Mi vida está llena de retos, de apuestas personales", reconoce a los lectores de Tinta Amarilla. "Hace un año estaba en la UD Telde, terminando una etapa allí. Tenía 50 euros como ayuda mensual que ni siquiera me llegaba para la gasolina. La próxima temporada podré jugar en Segunda División A. Venir al Lorca fue la mejor decisión hasta ahora de mi vida deportiva. Lo estoy disfrutando y lo quiero disfrutar mucho más".

Ojeda fue, junto a Pedro Manzi, pichichi del grupo canario de Tercera División en la UD Telde. De allí en el verano salió al filial del Nastic de Tarragona pero a mitad de temporada le surgió el ofrecimiento del Lorca, que para entonces se había transformado como club tras relevar a La Hoya Lorca de hace unas temporadas. "Mi fichaje en el mercado de invierno se fraguó en un día. No me lo pensé. Decidí jugármela, apostar por el intento de ascenso con mi nuevo equipo. He jugado los dos partidos del ascenso contra el Albacete, en total 15 partidos y 4 goles en el medio año con el Lorca. Todos los tantos fueron importantes en las porterías del San Fernando, Jaén, Jumilla y Recreativo de Huelva".

Todo ha pasado muy rápido en estos meses para Dani. "La primera clave es la dedicación de la plantilla, con un vestuario que es brutal y que se ha sobrepuesto a todos los problemas que pudieron aparecer". Y también, la llegada del emblemático David Vidal. "Desde el primer día nos ha mostrado su carisma personal. Ha sido una ayuda para todos, con su manera especial de ver el fútbol".

Dani está de celebraciones con sus compañeros lorquinos. Su primer horizonte al alcance es la Segunda División, porque tiene contrato hasta 2018. Y el siguiente reto, empezar a marcar en una nueva categoría porque el gol siempre le ha acompañado. "En estos partidos en el Lorca he jugado en las cuatro posiciones de ataque, desde las bandas, la mediapunta y como ariete. Estoy para lo que me pidan aunque mi primera inclinación es jugar en la banda izquierda".

El final de temporada también le ha traído la tristeza de ver la caída del Telde a Preferente. "Me quedó un gran recuerdo personal por haber jugado allí. Es una pena muy grande que no pudiera mantener la categoría. Le deseo siempre lo mejor y que se recupere pronto porque es un club con mucha tradición y fútbol".

La velocidad y remate de Dani Ojeda ya la conocen en Segunda B y Tercera. La Liga Profesional le espera en la que será su siguiente apuesta. "Yo siempre pienso muy alto. Tengo en mi cabeza la Primera División. Ese es el futuro reto".