Publicidad
Publicidad

Y Miguelo perdió la ilusión

Betancor León abandona la presidencia del CB Gran Canaria un año y casi nueve meses después de su nombramiento desencantado por la falta de una buena acogida a su 'Plan estratégico' para la entidad deportiva

  • CBGC NOTICIAS
  • 31/05/2017 - 12:35
Miguel Ángel Betancor León, hasta ahora presidente del CB Gran Canaria (CBGC)

Juan Pedro Borrego

"En dónde no tengo ilusión, no sigo". Así de contundente fue Miguelo Betancor León. El quinto presidente del CB Gran Canaria cierra su legislatura tras un año y casi nueve meses al frente de la entidad, "sin ilusión", y después de su "Plan estratégico" de desarrollo de la entidad baloncestística no haya recibido el respaldo abierto desde el Cabildo de Gran Canaria. La Sociedad Anónima Deportiva quedará ahora encabezada por su vicepresidente, Óliver Armas, que deberá ejecutar a partir de estos momentos las maniobras de relevo del ex-colegiado internacional.

"Me voy tranquilo", agrega Betancor León, quién rechaza cualquier versión que indique "enfrentamientos" entre él y los representantes del Cabildo. "Durante todo el tiempo en el que he estado al frente del Gran Canaria he trabajado con libertad; y he contado con un grupo humano increíble y que trabajan como locos por este club", confesó. En este sentido, considera que la entidad deportiva queda "en buenas manos".

Según Miguelo, el detonante de su pérdida de ilusión ha sido la falta de respuesta a su propuesta de "Plan estratégico para la entidad", a la que "aún muchas voces siguen creyendo se le debe reducir la aportación que hace el Cabildo". En este aspecto, el ya ex-presidente enfatizó de lo erróneo de las posturas argumentando su punto de vista en que "sólo una pequeña parte del presupuesto del club se debe a estas aportaciones, cuando en otras entidades, ese apartado significa más del cincuenta por ciento".

Igualmente, Betancor León quiso poner en valor el significado que tiene el club de baloncesto para la marca "Gran Canaria" y que, según su opinión "no merece esa reducción de aportación del Cabildo".

La mayor preocupación en cuanto al futuro, que auguró que será de crecimiento para la entidad deportiva, "es que no tengamos claro a dónde queremos ir", comentó el ya presidente saliente y que menos tiempo ha estado al frente de la nave isleña. Para seguir en la línea ascendente que lleva la entidad, "tanto Antonio Morales (presidente del Cabildo), como Ángel Víctor Torres (consejero de deportes) me animaron a seguir adelante con el proyecto, pero mi decisión ya estaba tomada con anterioridad", añadió Bentancor.

Entre las propuestas firmadas por Miguelo y que han quedado en la mesa de la Fundación Canaria del Deporte, está de la mejora de estructura administrativa de la entidad, de la que Betancor confesó que "no está al nivel de la Euroliga". En este sentido, el expresidente ironizó diciendo "y gracias a que Kyle no metió ese triple final en Vitoria, si no, nos hubiera metido en un follón".

Otra de las propuestas era el nombramiento de un director general, "para el que ya tenía a la persona adecuada", pero que "no he querido embarcar en este proyecto cuando tenía clara mi dimisión", subrayó.

Betancor dice adiós a su despacho en la sede del club. Se despide pero reconoce "seguir a disposición de la entidad para lo que pueda necesitar de mí", después de dos temporadas "maravillosas" en las que hizo realidad la posibilidad de "dirigir al club en el que empecé en el baloncesto y que nunca soñé que tendría la posibilidad de presidir". A partir de ahora, sus proyectos educativos y de salud pública entretendrán sus horas de trabajo, mientras el Gran Canaria buscará a su sucesor "para el que no le van a faltar candidatos", conluyó.