Publicidad
Publicidad

Una bandera canaria en Montilivi

Juanpe Ramírez y Cristian Herrera no olvidan sus orígenes en su momento de gloria, tras conquistar con el Girona el histórico ascenso a la Primera División

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 05/06/2017 - 16:03
Juanpe Ramírez y Cristian Herrera, los grancanarios del nuevo equipo de Primera División: Girona FC

Manuel Borrego

El histórico ascenso del Girona FC tiene también acento canario y aroma azul y amarillo. Juanpe Ramírez y Cristian Herrera lo disfrutan con intensidad, no sólo por el éxito duramente buscado por su actual club, sino por ellos mismos. Guardan muchas cosas en común desde que en el verano de 2013 ambos tomaran la decisión más importantes de sus vidas y emprender una ruta que ya no iba paralela al club donde se habían formado.

Juanpe y Cristian son miembros de la generación del 91, recién cumplido ambos los 26 años de edad. Y arriban con el club de Montilivi a la Primera División después de una dura batalla, como segundo clasificado a la estela del Levante UD. Cuando este domingo terminó el encuentro sin goles frente al Zaragoza y se resolvieron todas las ecuaciones a favor del Girona, desataron su alegría y no pudieron sino compartirla juntos con una bandera canaria en el estadio donde se había firmado un momento memorable para el fútbol gerundense y catalán.

El zaguero Juanpe tuvo más presencia en las formaciones de Pablo Machín, con un total de 34 encuentros del campeonato y 2 goles. Esa cifra realizadora la comparte Cristian Herrera, con la mitad de minutos en el campo que su paisano.

Juanpe fue el primero en tomar la iniciativa de salir de la UD Las Palmas, por voluntad propio. Pertenece a la generación de Jonathan Viera pero en la etapa de Sergio Lobera comprendió que su camino pasaba lejos de Gran Canaria. Racing de Santander, en calidad de cedido, Valladolid y ahora Girona le han visto crecer, apuntándose a aspirante a debutar en 2017-18 en la Primera División.

Cristian Herrera, en cambio, estuvo muy cerca de firmar contrato con el equipo amarillo después de que colaborase de forma determinante en el ascenso a Segunda B de Las Palmas Atlético. El Elche le captó a última hora para su filial y fue en el equipo franjiverde donde se estrenó en la máxima categoría, acumulando un total de 47 partidos (4 goles) hasta su salida del club en 2015. La Primera División no le es desconocida.

Los canaritos del Girona están de celebraciones. Fiesta popular, recepciones, paseos por la guagua turística por la ciudad, ... Les llegó el día de gloria sin olvidar sus orígenes.