Publicidad
Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

El primer goleador de Las Palmas Atlético

A Pepe Farías le corresponde el honor de haber firmado el tanto inaugural de 1977 y el del primer ascenso a Segunda B

  • 40 AñOS DE LP ATLéTICO
  • 19/06/2017 - 11:16
Pepe Farías, a la izquierda, frente al 11 de Las Palmas Atlético que logró el primer triunfo en su historia: Farías, agachado, en el centro (N.R. y C. Torres)

Manuel Borrego

En el contexto del cuadragésimo aniversario de la fundación de Las Palmas Atlético, en la versión en que hoy se conoce al primer filial amarillo, un nombre propio: Pepe Farías (11 de junio de 1958, Las Palmas de Gran Canaria).

Aquel fino centrocampista grancanario, que llegaría a jugar con los profesionales en los años ochenta, tuvo el honor de inscribirse como primer goleador en la historia del filial, al anotar el 1-0 de la cuenta realizadora frente al CD Toledo, el 10 de septiembre de 1977.

Farías inició la larga cuenta que, de momento, ha cerrado Erik Expósito con su último gol en Tafalla el día del ascenso frente al Peña Sport.

Rememora Farías aquel gol. "¡Cómo lo voy a olvidar!", comienza su relato a los lectores de Tinta Amarilla. "No recuerdo el pase, pero el balón quedó en la frontal del área y chuté con la izquierda. Empezábamos la victoria aquel día. El gol fue en la grada Curva", precisa.

A ese tanto se iniciaron los posteriores de
Juani y Felo para completar el 3-0. El once, recordemos, estuvo integrado por Manolo López, Mayé, Noda -capitán-, Doblado, Toledo, Calvo, Carmelo, Juani Quintna, Farías, Felo y Aparicio.

"Teníamos un equipazo", reconoce. "Yo venía del juvenil A y había hecho buena temporada anterior con el Regional, el Aficionado de entonces. Estaba entonces en Primera regional y, como campeón con el técnico Collar, habíamos ascendido a Tercera. Y esa Tercera tenía rivales de la Península. Fue el momento en que el club consideró el cambio del filial pasando a formarse como actualmente se le conoce".

Goleador también del primer ascenso a Segunda A

"Realizamos una temporada muy buena. Y un año después, logramos el ascenso a Segunda B. Y yo tuve el honor también de marcar ese tanto en campo del San Andrés", añade. "Entonces no le dábamos importancia a estas cosas. Pero con el paso del tiempo se recuerdan. El único gol que despertó un gran interés en la plantilla de la UD Las Palmas porque todos lo queríamos anotar fue el 1.000 en Primera División. Ese tanto lo anotó Félix Marrero. Tenía muchos incentivos. Pero aquellos primeros del filial pasaron prácticamente inadvertidos porque entonces, he de añadir, no había el impacto mediático que existe hoy".

Una quincena de los futbolistas originales de Las Palmas Atlético, los que partieron en 1977, acabaron entre los profesionales. "Como ya dije, había muy buena plantilla entonces. El fútbol regional daba para mucho. Las Palmas estaba en Primera División y no era fácil llegar al primer equipo. Pero muchos llegamos arriba e, incluso, logramos un ascenso a Primera con un equipo lleno de canarios y dos chilenos". Ese es otro cantar, pero también en aquel grupo Farías tuvo un importante papel que cubrir.