Publicidad
Publicidad

Sólo una incógnita en la pizarra

23 jugadores -salvo movimiento inesperado que proporcione el mercado- han cubierto todas las líneas del equipo, quedando pendiente el interrogante que dejó abierto la marcha de Roque al Swansea

  • ENTRE BASTIDORES
  • 16/07/2017 - 10:53

Manuel Borrego

Con un mes de antelación, la UD Las Palmas ya tiene virtualmente confirmada la plantilla que zarpará esta temporada en Primera categoría del fútbol nacioanl. Todo, claro, a expensas de cualquier giro que pueda dar el mercado, especialmente si existen vacantes por salida/s que pueda/n estar planteándose desde otros clubes compradores.

Pero la realidad es que, tras la llegada explosiva de la semana saliente (Calleri, Toledo y Vitolo) apenas queda una incógnita en la pizarra de Manolo Márquez, con 23 jugadores ahora mismo para repartir dorsales profesionales.

La portería, la defensa y la delantera del equipo están definidas, con opciones y recursos a la vista. De no haberse ido Roque Mesa al Swansea, el asunto estaría totalmente zanjado. Pero es ahí donde el técnico y la comisión deportiva han de reflexionar mientras se efectúa el casting de pretemporada con Fabio González, como futbolista en proceso emergente, Hernán Santana y Javi Castellano como jugadores en plano reivindicativo.

La precampaña y los partidos amistosos que a partir de ahora se van a disputar irán descubriendo el dibujo y las diferentes opciones que tiene en cartera el entrenador. A simple vista se observa que Las Palmas tiene variedad para actuar de forma camaleónica en los encuentros. Las herramientas están, queda explotar esos recursos con el mejor criterio.

La llegada de Hernán Toledo y, hasta enero, de Vitolo han proporcionado al equipo uno de los aspectos que se entendían deficitarios la pasada temporada: la velocidad, al menos hasta que teóricamente debió cubrirla Jesé Rodríguez en la segunda vuelta de la competición.

Y otro aspecto también apreciable es que podrían quedar abiertas una o dos plazas profesionales, en función de esa posible contratación. Ese dato es relevante porque fue materia de debate la pasada temporada con Setién, al cerrarse en el verano las 25 plazas del primer equipo. Esa ausencia de puertas para el filial fue uno de los argumentos al que se agarraba el cántabro para explicar la poca presencia de futbolistas de la segunda plantilla, incluso en la Copa del Rey.

Márquez sigue su trabajo y la comisión deportiva, con los deberes casi cerrados, no quita ojo a cualquier movimiento. Que si Lemos, Tana, ... El plan B en los despachos debe estar siempre ‘a fuego lento'.

  • Publicidad