Publicidad
Publicidad

La Copa que 'secuestró' el Tenerife

El primer trofeo regional canario se disputó en el verano de 1963, con triunfo global de la UD ... pero el presidente blanquiazul López Gómez se negó a entregarlo al capitán amarillo, César Nelli

  • SABíAS QUE ...
  • 26/07/2017 - 11:05
César Nelli, capitán de la UD, Pepe López Gómez, presidente del Tenerife. A la derecha, la célebre Copa In-Ca (Fotos. UD Las Palmas, CD Tenerife y Norberto Rodríguez)

Manuel Borrego

En unos días volverá a tener actualidad el doble cruce de verano entre la UD Las Palmas y el CD Tenerife, el 2 y 8 de agosto de 2017 ahora bajo el abrigo de la empresa Mahou. Se creó el actual modelo, como recordaremos, en 2011 por acuerdo entre los presidentes Ramírez y Concepción bajo el concepto Copa de Canarias. Sigue vigente y deseamos que por muchos años, como muestra de salud entre ambos equipos representativos.

Pero amistosos veraniegos entre ambos clubes han sido muchos, remontándose en todas las décadas, tanto en el Heliodoro como en el Estadio Insular, ahora en el Gran Canaria.

El origen de la Copa In-Ca

Sin embargo, hubo un antes en la Copa de Canarias, un trofeo regional que se instauró en la década de los sesenta durante algunas temporadas. Su génesis fue el epílogo de la temporada 1962-63 y, con valor de Copa de Canarias, fue patrocinada por la empresa In-ca: Insecticidas Canarios. La Copa In-ca, como no podía ser de otra manera (?), tuvo un comienzo polémico.

Se confeccionó el Torneo estando los dos conjuntos canarios en la Segunda División, camino la UD del ascenso en Abarán (1964) para establecerse durante 19 temporadas consecutivas en Primera, hasta 1983. Los dos equipos terminaban la temporada liberados de competición y entonces llegó la hora de la Copa In-ca.

Y entonces sucedió lo insólito

En el Insular habían ganado los amarillos de Rosendo Hernández por 2-0, el 2 de junio de 1963. Y la vuelta se iba a producir en el Heliodoro Rodríguez López 7 días después. Allí hubo empate 2-2, con goles de Erasto y Guedes para los amarillos mientras Beitia y Villar hicieron los blanquiazules. El triunfo final de la primera Copa de Canarias fue de la UD Las Palmas ... pero entonces, sucedió lo imprevisible. Lo recuerda vivamente a los lectores de Tinta Amarilla, José Manuel León, entonces joven valor emergente en la UD:

"El argentino César Nelli era nuestro capitán. Subió al palco para recoger el trofeo pero regresó con las manos vacías y con cara de disgusto", inicia su relato. "¿Qué pasó?, le preguntamos. Y nos dijo. El presidente del Tenerife (José López Gómez, en su primera temporada en el cargo) no me lo entregó. Me ha dicho: Chiquito, si ahora te entrego la Copa aquí se forma un jaleo".

La UD Las Palmas regresó de Santa Cruz sin esa primera Copa de Canarias. El problema, recuerda León a modo de historiador, era simple: "Las normas de competición eran especiales. Permitían que cada equipo hiciera un máximo de tres cambios. Nosotros los hicimos pero el Tenerife alegó que había alineación indebida porque Santamaría había salido a calentar aunque finalmente no jugó. Eso, para ellos, fue alineación indebida. En realidad era una disculpa. Nos volvimos sin la Copa, enfadados".

El periodista Lemus rescató el trofeo

Sin embargo, el trofeo llegó a las vitrinas de la UD Las Palmas. Dos días después regresaba de Santa Cruz de Tenerife el periodista Antonio Lemus del Moral (más tarde jefe de deportes y subdirector de La Provincia). Había acudido a visitar a sus familiares y, de regreso a Las Palmas, entabló contacto con Pepe López Gómez para que la Copa acabara en manos de su vencedor pero sin escándalo en el Rodríguez López. Lemus la entregó sin acto protocolario en la sede social de la entidad amarilla.

Ese hecho no volvió a ocurrir desde entonces.

A modo de recordatorio, estas fueron las alineaciones de aquel día salpicado por un insólito partido del ‘secuestro':

CD Tenerife: Cándido, Felipe, Borredá, Prieto, Villar, Rivero, Paquillo, Gilberto, José Juan, Santi y Beitia. También jugaron Morán y Martín

UD Las Palmas: Oregui, Ardura, Tonono, César Nelli, Collar, Guedes, Juan Luis, Germán Dévora, Erasto, Torrent y León. También jugaron Samblás, Gilberto I y Vegazo.

Dirigió el partido el colegiado Ventura Santana.