Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Para empezar, el reto de la portería a cero

  • CRóNICAS
  • 07/08/2017 - 19:37
Posibles alineaciones del encuentro de vuelta de la Copa Mahou

M.B.

Todavía no conoce la nueva UD Las Palmas la cara de la Liga de Primera División que va a encarar en apenas una decena de días. No la conoce pero ya debe reconocerse a sí misma. Le toca una semana con tres encuentros que le cruzará ante rivales promocionistas en la pasada competición de Segunda (Tenerife y Cádiz) y, por último, un adversario de su auténtico escenario (Málaga o Villarreal). Con esto termina la preparación antes de jugar en Mestalla.

Llega el momento de terminar de hacer correcciones y, para empezar, un buen objetivo este martes en Maspalomas será dejar la portería a cero. Con ello garantizaría su dominio en la Copa Mahou ante el Tenerife (2-2 en la ida) y le permitiría aspirar a una victoria en el derbi, que siempre tiene efectos ligeros en el andar.

Porque el principal lunar de la pretemporada es lo que debe centrar el factor de mejora del colectivo. Una de las cualidades de Manuel Márquez es reconocerlo. Por lo que se ve, no le van los argumentos para complacer oídos. Es verdad que Las Palmas tiene una gran plantilla, con un potencial de ataque que debería asustar a no pocos competidores de Primera. Pero ha entrado en el verano de 2017 con errores importantes (pérdidas, falta de tensión y atención defensiva e, incluso, carencia de contundencia bajo palos) que ya decoraron una segunda vuelta de caos la pasada temporada, que fue salvada por el buen inicio de la competición.

La portería intacta ante el Tenerife es, pues, un reto de todo el equipo grancanario; una motivación para este segundo choque de la Copa Mahou.

Márquez ha hecho una convocatoria global de toda la plantilla, para hacer los descartes en los prolegómenos del encuentro, que será ofrecido por la Tele Canaria.

Especular sobre el once amarillo o el blanquiazul es complicado, aunque no cabe duda de que tanto a Márquez como a Martí le apetecerá mostrar lo mejor de cada casa en un partido con tanto significado, aunque sea amistoso. Y amistoso esta vez de verdad.

  • Publicidad