Publicidad
Publicidad

Euforia contenida en el vestuario amarillo

  • CBGC CAMPO ATRáS
  • 22/09/2017 - 22:20
Doncic pone una pantalla para evitar el intento de Paulí (C. Torres)

Los jugadores del Gran Canaria expresaron su felicidad pero también expresan con respeto ante el segundo de los rivales que tendrá en este primer trofeo oficial. "El equipo tiene ganas de pelear, de hacer cosas grandes. Este es el primer paso. Nunca es fácil ganarle al Real Madrid, uno de los grandes Europa. Un equipo que cada año junta grandes plantillas, largas y completas. Solo es el primer paso del año. Mañana tenemos una final muy bonita, pero muy difícil. Valencia es Campeón de Liga", dijo Pablo Aguilar.

Su compañero Oriol Paulí, que firmó un excelente partido personal en los minutos que actuó, subrayó que "nos merecíamos esto después de esa Copa del Rey. Queríamos devolverle eso que debíamos a nuestra afición. Hoy lo hemos conseguido". En lo personal, "he tenido suerte de tener tiros abiertos que han entrado".

Luke Fischer, debutante en el equipo isleño, consideraba que "hemos jugado un partido increíble. El trabajo duro ha dado sus frutos en la noche de hoy. En mi primer partido, que además es uno grande y en casa, sales ahí, lo haces bien y sientes la confianza de tus compañeros, lo que hace todo más fácil. Es una sensación increíble".