Publicidad
Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

Alex Suárez

"No me gusta mucho ser pichichi; mi primera misión es defender"

El zaguero de Las Palmas Atlético considera que el "único 'pero' del equipo es la clasificación, porque las sensaciones son buenas"

  • PROTAGONISTAS
  • 28/09/2017 - 12:30
Alex Suárez, sereno, en una portería del estadio Anexo (C. Torres)

B.P.

De repente, Alex Suárez se ha convertido en el pichichi de Las Palmas Atlético. "Es una condición que no me gusta", asegura a los lectores de Tinta Amarilla. Por ello, el defensa central anima a sus compañeros de ataque para que le superen. Lo dice amparándose en el buen paladar que va dejando Las Palmas Atlético, aunque con un debe en su producción. "El único ‘pero' del equipo es la clasificación. Creo que estamos compitiendo bien, esa sensación la tiene todo el grupo de jugadores. Lo único que nos faltan son los resultados. Trabajamos duro toda la semana y nuestras sensaciones son cada vez mejores. Los puntos van a llegar", asegura.

El futbolista regresó en el verano de 2016 para colaborar en el ascenso del filial a la división de bronce. Él es uno de los muchos debutantes de cantera. "Este año vemos que los brazos y los codos de los rivales nos llegan más. Se compite contra jugadores más experimentados, sobre todo en el cuerpo a cuerpo la Segunda B es mucha más dura. Es ahí donde notamos el grado de experiencia de nuestros rivales. Muchos vienen de categoría más alta. Esa fase de adaptación la hemos rebasado ya. Yo siento que ya estamos en la misma tónica que la categoría", valora.

Enfrente, su primera misión es la de contener. "Los delanteros de Segunda B son más fuertes, físicos y pícaros. En el campo te quieren demostrar que se las saben todas. Nosotros nos adaptamos a ese estilo, poniéndole ganas al trabajo".

Se fija Alex Suárez en que "esos 19 debutantes en la categoría es una señal de trabajo de cantera que tiene Las Palmas. Yo mismo no había jugado en Segunda B. No tiene nada que ver con lo que disputábamos en Tercera División. Esa fase, insisto, ya pasó. Ahora veo que el equipo está capacitado para seguir ganando partidos".

Alex siempre tuvo magia en las jugadas de estrategia. Tiene un olfato peculiar, adivina dónde va a caer el balón para rematarlo. "Hasta yo mismo estoy sorprendido con mi racha de goles", comenta. "A estas alturas, tres son bastantes. El último fue un poco de fortuna porque le di como pude (disparo previo de Gopar). Lo mío es defender, eso es lo primero. Pero si puedo ayudar al equipo en el área rival, lo seguiré haciendo (...) Estoy picando a Erik Expósito. Porque no me gusta ser el pichichi y él tiene que adelantarme. Tenemos excelentes delanteros en el equipo. Lo mío será una anécdota con el paso de las jornadas".

Sobre su progresión personal

"He evolucionado mucho desde mi incorporación a Las Palmas Atlético. Lo noto. He aprendido mucho con Manolo Márquez, el año pasado. Me ayudaron todos, al igual que Jony (Oujo) y Valerón. Pero este año igual, con Suso Hernández, con Angel, ... Ahora soy mejor jugador que hace dos años. Le doy las gracias a todos, sin olvidarme de Israel Quintana. Creo que estoy haciéndolo bien para poder alcanzar mis metas profesionales".

A partir de este domingo, la Tele Canaria abrirá una vía para ofrecer en directo todos los partidos como local de Las Palmas Atlético. La opinión de Suárez al respecto es ésta: "Para la plantilla es una motivación añadida que televisen los partidos. Porque nos ve más gente, pero también es una responsabilidad más que debemos asumir, una presión añadida. No obstante, espero que esto no signifique el descenso de aficionados en el Anexo. Posiblemente sea más cómodo quedarse en casa y verlo por la tele, pero el equipo necesita el apoyo para hacernos fuertes en casa. Y más ahora que no han llegado los resultados. Pediría que se llenara el Anexo".

Esa bolsa de puntos aún no se ha iniciado en los tres viajes ya cubiertos. "No hemos puntuado en la Península pero pronto va a cambiar esa dinámica. La plantilla está convencida. Perdimos a última hora contra el UCAM de Murcia. Lo tuvimos hasta el 93. En Mérida, sin embargo, no salieron las cosas como queríamos. Y en Marbella, el pasado domingo, merecimos al menos un punto e incluso los tres. Fuimos superiores en algunas facetas del juego. Pero los rivales nos castigan. Ellos, con dos ocasiones, se llevaron el partido. Pero todo esto va a cambiar si seguimos así".