Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

La previa

La UD inicia su 'procés' en Cataluña

  • CRóNICAS
  • 30/09/2017 - 15:56
Posibles alineaciones de Barcelona y Las Palmas este domingo, en el Nou Camp

Manuel Borrego

Ha escogido Paco Ayestarán una de las teorías de Vicente Del Bosque en su intento de reactivar a la plantilla de la UD Las Palmas en esta nueva etapa en la que el técnico vasco lleva la batuta. Ha hablado, utilizando los mismos términos que el seleccionador campeón del Mundo con la Roja, que una de sus aspiraciones inmediatas es despertar "la pasión por el fútbol" de los jugadores a los que dirige.

Y como añadido explicó que todo lo demás que debe hacer un profesional ya no tiene necesidad de exponerlo, porque se le supone. Esa pasión, no obstante, ha de tener un sentido colectivo. Hacer equipo desde la confección de una plantilla tan prometedora como la que se ha reunido esta temporada.

Ese reto, ese ‘procés' -aprovechando el ambiente en el que se produce ese primer episodio de la era Ayestarán-, comienza en el peor escenario posible actual porque Las Palmas visita a un rival crecido y sin dimensiones, en un escenario de patriotismo y efervescencia catalinista. Y lo que no está en guión alguno, salvo en los propósitos de los amarillos, es que la UD Las Palmas acuda a estropear la fiesta del Nou Camp, la gran racha de victorias y el aroma de líder sin interrogantes del FC Barcelona.

Lo que sí ocurrirá este domingo, sea cual sea la dirección del partido, es que el nuevo entrenador de los amarillos conocerá muchas cosas más del por qué desde dentro. Sabrá cuáles son los estímulos del equipo en la producción del juego, cómo responden sus jugadores a las indicaciones y cuáles son las carencias colectivas. Porque las individuales están claras: por tercera jornada consecutiva, seis jugadores volverán a tener registro en la enfermería del equipo. Y ese número es una losa que pronto comenzará a desaparecer.

Parar a Messi, evitar remates de Luis Suárez, pelear por el control del balón, ordenarse correctamente para sufrir cuando toque y salir con velocidad si se tercia. Muchas anotaciones sueltas dejan los prolegómenos de un encuentro en el que puede convertirse en una ventaja tanta distracción y euforia para el equipo local. Su entrenador, Ernesto Valverde no dejó de frotarse las manos para hablar del noveno triunfo consecutivo ... Tiene motivos para creerlo, especialmente por lo propio. Pero enfrente tendrá al equipo más imprevisible de la Liga. Y también un proceso en marcha, con otro fútbol con denominación de origen. Y el rival es precisamente el que primero va a experimentarlo sin saber el cómo. Porque ni siquiera el dibujo de pizarra lo conocerán los azulgrana hasta ver enfrente a su pasional oponente.

  • Publicidad