Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

La pretemporada de Ayestarán

El técnico vasco se esfuerza en restablecer el crédito de la dirección de banquillo con una plantilla que debe ‘resetear' su disco duro para reaccionar en la Liga

  • ENTRE BASTIDORES
  • 05/10/2017 - 11:38
Caneda, asistente de Ayestarán, dirige con energía el entrenamiento de los amarillos (C. Torres)

B.P.

Con apenas dos jornadas de entrenamiento, la UD Las Palmas fue capaz de mostrar otra cara en el Nou Camp. Orden, solidaridad entre líneas, buen criterio con el balón y hasta ocasiones en el primer periodo que pudieron hacer saltar la banca.

Esos primeros 45 minutos frente al FC Barcelona, frente a todo un líder de la Liga, representan una luz de esperanza, aunque luego apareció la otra UD, cargada de vicios y transmisora del desaliento ... No viene desde ahora, tiene sus orígenes en el primer trimestre del año y en la recta final de la pasada Liga.

Ayestarán en apenas 48 horas consiguió llegar al jugador, abrió de nueva una vía, una conexión que es vital para la reacción del equipo. Había conseguido lo que confesó no poder hacerlo Manuel Márquez en el verano. Eso al menos argumentó en su despedida oficial en la UD Las Palmas tras presentar de forma voluntaria su dimisión. Lo dijo además cuando tenía frente a su asiento, en la primera línea, a mientras de la organización del club y a la propia comisión deportiva. Otra cosa es su mensaje televisivo días después, que deja una colección de revelaciones y con ellos debates internos a resolver.
Pero esa etapa de Márquez ya es expediente cerrado en la UD, un equipo que ahora tiene como primer objetivo alejarse del fuego eterno de los puestos 18º, 19º o 20º. Hay mucho trabajo por delante y Ayestarán, a tenor de sus indicaciones a los jugadores, lo está haciendo desde cero.

Su pretemporada se sitúa entre el partido frente al Barcelona y la recepción contra el Celta consiste en resetear el disco duro del jugador. Hacerlo a título individual y también conseguir rescatar la mejor UD en el plano colectivo. No la puede desarrollar al completo por ausencia de los internacionales (Tannane, Viera, Lemos y Halilovic) y por los obligados lesionados (Vitolo, Dani, Samper y Remy, aún sin entrar de pleno en todos los proyectos de balón).

Ayestarán ha dicho que su idea es el rescate del balón, del sello de identidad de esta nueva UD Las Palmas tambaleante en las seis primeras jornadas. Ejercita la presión, la solución a través del pase, el orden y la intensidad en cada sesión.

Su puesta a punto está en marcha y el del Celta será para comprobar si la desidia futbolística ofrecida frente al Leganés tiene cura.

Ayestarán instruye a Vicente (C. Torres)

  • Publicidad