Publicidad
Publicidad

Un cambio que es confirmación

Paulí deja sello de máximo anotador del equipo

  • CBGC CAMPO ATRáS
  • 11/10/2017 - 21:58
Paulí, abrazado a Kuric en una defensa individual (C. Torres)

B.P.

Luis Casimiro viene hablando con la boca pequeña sobre la mejoría de Oriol Paulí. Quizá no ha querido hasta ahora darle más alas mediáticas de las que se ha venido ganando en los últimos meses.

Paulí es otro. Y en este estilo de golpes ofensivos para promediar en los encuentros oficiales casi 100 puntos por partido, se siente como pez en el agua.

Ha pasado Oriol de disponer de minutos sueltos y a veces sólo testimoniales a ser este miércoles el máximo anotador del Gran Canaria. Fue el primer relevo para entrar en pista en un partido hipercomplicado, porque el Zenit vino a exhibirse desde todas las distancias, especialmente las más lejanas.

Paulí acabó con 15 puntos en 17 minutos muy bien aprovechados. Peleó, recogió rebotes importantes (2), galopó de costa a costa, anotó canastas donde tuvo que poner gran zancada, dio asistencias (3) y acabó el partido gustándose con un mate que era el tiro de gracia para el Zenit.

Paulí se llevó la última ovación de la noche, si bien la primera fue para Kyle Kuric en el primer regreso a la isla donde dejó admiradores por miles.

Hace unas fechas creíamos que Oriol había encontrado al Paulí que puede triunfar definitivamente en el baloncesto profesional. Se lo ha tomado en serio. Por este camino donde la autoestima tiene mucho que ver va a viajar muy lejos.

El suyo es un cambio cuyos efectos son ya muy apreciables. Y el público se lo hace saber.