Publicidad
Publicidad

78-76: Derrota en Andorra

El Granca, tres cuartos sin defensa

Los amarillos, pese a su buen tramo final, sufren la primera derrota de la temporada en su aciaga pista en la ACB, la del Morabanc Andorra.

  • CBGC CRóNICAS
  • 15/10/2017 - 12:26
Oliver trata de defender la penetración de Albicy. (ACB Photo/Albert Martín)

B.P.

Andorra sigue siendo gafe para el Gran Canaria en la ACB. Los amarillos cedieron su primera derrota de la temporada liguera en un partido en el que el ataque se quedó en el hotel del Principado, y donde has el último cuarto no mostraron los de Casimiro una efectividad defensiva a la altura de merecer el triunfo. Aún así, el Herbalife tuvo opciones victoria, y sólo la falta de precisión en los últimos segundos impidió, al menos, que se jugara la primera prórroga del curso.

Si bien fue el Gran Canaria quien pareció hacerse con el ritmo de juego en los compases iniciales, lo cierto es que fue el conjunto de Andorra el que rompía ese control a base de triples (6-4) y un Albicy que entró a pista como un ciclón. A los amarillos les costaba impedir el ritmo anotador local, en el que Jaka Blazic estaba incontrolado y el peso en la zona de hombres como Przemek Karnowski hacía mucho daño y forzaba a canastas milagrosas como la de Oliver para cerrar el cuarto con el menor daño posible (22-20).

Pero fue sólo un espejismo. El Andorra, ahora guiados por Jaime Fernández, se estaba apropiando del partido con agresividad absoluta en cada acción defensiva ante un Gran Canaria desorientado y sin acierto en lanzamientos liberados (39-29), incluso desde la línea de tiros libres.

La solidez amarilla parecía diluirse como un azucarillo al descanso con un marcador 41-33 en el que se reflejaba con preocupación su mayor ternura defensiva. Con 16 puntos de desventaja (53-37) a seis minutos para el final de tercer cuarto se empeoraban las cosas y más si los recursos ofensivos para cortar la hemorragia no partían desde la primera línea de los isleños.

Apareció entonces el Granca del mono de faena para ponerse más cerca del Andorra en las anotaciones (59-50) cuando un pequeño desliz ofensivo le permitióoxigenarse a los del Principado antes de atacar el último y definitivo cuarto (61-50).

No había ganado ninguno de los tres anteriores periodos de diez minutos del partido; y la historia en la ACB pesaba como una losa para el Gran Canaria. Y como de perdidos al río, el Gran Canaria lo dio todo en defensa desde el comienzo de cuarto final. La recompensa era pequeña porque el ataque amarillo, brutal en las primeras jornadas, parecía haber sufrido una afección de importancia en el largo viaje a Andorra; mientras que el Morabanc parecía hechizado positivamente (71-61).

En ese momento, cualquier error era desolador y las prisas las peores consejeras del cuadro de Luis Casimiro. El Andorra volvió a los 12 de ventaja (73-61) a cinco minutos del final, y pese a que las acciones de heroicidad amarillas alimentaran las esperanzas visitantes a tres segundos del final, les servían a los locales para administrar el camino hacia su primer triunfo de la temporada y de la primera derrota amarilla del curso liguero.

 

FICHA DEL PARTIDO:

78 Morabanc Andorra (22+19+20+17): Albicy (8), Blazic (19), Walker (11), Shurna (6), Diagne (3) -equipo inicial-, J. Fernández (9), Jankovic (3), Karnowski (7), Jelinek, Maric y Stevic (12).

76 Herbalife Gran Canaria (20+13+17+26): Mekel (4), Paulí (5), Seeley (13), Báez (8), Pasecniks (5) -equipo inicial-, Oliver (16), Eriksson (5), Balvin (5), Rabaseda (4), McKissic (6), Aguilar y Fischer (5).

Árbitros: M.Á. Pérez Pérez, Juan de Dios Oyón y Esperanza Mendoza. Pitaron técnica Báez (m. 33).

Incidencias: Pabellón del Principado de Andorra. 4ª jda. de la Liga Endesa.