Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Contracrónica

La peor defensa desde hace 20 años

Sólo el Sporting de 1997-98 empeora en diez jornadas los 25 goles en contra que ha encajado la UD Las Palmas en el inicio de la actual temporada. Por este camino, la cifra estaría cerca de la centena

  • ENTRE BASTIDORES
  • 31/10/2017 - 08:06
Samper sujeta a Federico Valverde, que ya había desbordado la última línea defensiva en dirección hacia Raúl (C. Torres)

Manuel Borrego

No funciona. Hasta que el equipo demuestre lo contrario, el modelo defensivo (colectivo) de la UD Las Palmas es una ruina. Y lo viene siendo desde la segunda vuelta de la pasada Liga, en la que encajó 44 goles en 19 partidos. No es un problema nuevo; es un dolor de cabeza creciente que arruina propósitos.

La secuela del encuentro frente al Deportivo (otro dato: cuatro derrotas como local en cinco partidos) deja a Las Palmas como el equipo más goleado en Primera División en un parcial de 10 encuentros desde la temporada 1997-98. Hace veinte años, el Sporting encajó 26 tantos en la misma fracción de partidos. Iba camino de Segunda División y ya había relevado a Montes por Maceda, luego Novoa y finalmente Redondo.

Los 25 goles actuales en las porterías de Chichizola y Raúl Lizoain son un auténtico dolor. Y hay que afirmarlo añadiendo que tanto el portero argentino como el grancanario han tenido actuaciones notables, siendo dos de los futbolistas con mejor nota de este primer cuarto del campeonato.

La media de goles encajados en casa es de 3 tantos, una sangría que debe abortarse también en las visitas. Porque por este camino la UD Las Palmas acabaría el campeonato de 38 jornadas con una cifra próxima a los 100 goles en contra. Y difícilmente ganará partidos con esta fragilidad defensiva impropia de un equipo aspirante a cualquier objetivo en la competición.

Entre 1997-98 hasta la Liga actual, con calendarios similares de 38 jornadas, varios equipos se aproximaron a 24 goles en contra: Real Sociedad (2000-01), Rayo Vallecano (2013-14, con Paco Jémez y Jonathan Viera en sus filas), Levante (2014-15) y Granada (2016-17, también con Jémez en su inicio hasta la llegada de Alcaraz en la séptima jornada). Esos datos paralelos nos sirven para ofrecer una perspectiva del riesgo actual, que no cesa y que enoja a los seguidores del equipo.

¿Una cuestión de sistema o de modelo de juego?. ¿Un problema añadido con el acierto rival para aprender de los errores de la UD?, ... Pero es que lo piden a gritos los jugadores: lo han dicho Aythami, Calleri, Vicente Gómez y hasta el debutante Samper. Taparse los ojos y seguir conduciendo en sentido contrario puede ser el ejercicio más peligroso de todos.

  • Publicidad