Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

¿Y esos nervios?

  • LA FOTO
  • 01/11/2017 - 22:17
(C. Torres)

Cuando el primer técnico de la historia (Naismith) inventó el basket, no pensó que los que serían sus herederos en los banquillos tenían que ir de palmito a los partidos. Aunque él mismo posara para inmortalidad con traje y corbata. Es una norma que ya está instalada desde hace décadas. Claro que algunos son tan activos que, a veces, la ropa se convierte en un animal indomable. Eso le ocurrió al técnico del Dolomiti Trento, Maurizio Buscaglia, cuyas muestras de entusiasmo eran tales que propició imágenes como ésta en el Gran Canaria Arena. Por momentos, sus gestos y teatralidad se convirtieron en esa parte del espectáculo que no pasa inadvertida a un buen objetivo. Y de esta guisa quedó para jolgorio en el graderío isleño.

  • Publicidad