Publicidad
Publicidad

De inicio, un gesto de optimismo

Viera no se rinde y quiere transmitir el primer instante de reacción con su hipotética vuelta a la titularidad frente al Levante

  • ENTRE BASTIDORES
  • 12/11/2017 - 12:45
Viera, de incógnito este sábado en el Anexo, observando el partido de Las Palmas Atlético frente al Betis Deportivo (C. Torres)

B.P.

Jonathan Viera se ha convertido en un icono del intento de remontada de la UD Las Palmas. En el momento de lesionarse a los 13 minutos frente al Deportivo, era junto a Calleri el único jugador que había vivido todo los momentos de la vigente Liga.

Esa lesión no le merma y pese a que se pronosticó un mes de plazo para la recuperación, el futbolista grancanario está ‘on fire' en su rehabilitación, como él mismo ha pronosticado.

Se perdió su segunda llamada internacional con la Roja, pero tiene en mente la visita del Levante UD esta próximo semana. Con un pulgar hacia arriba invita a pensar que su extravío en la Liga se podría reducir a sólo un encuentro.

Todo empieza con un gesto de optimismo, que el jugador trata de transmitir a todos sus compañeros y aficionados.

"Viera es un portento físico" llegó a afirmar Juan Manuel Rodríguez, en su etapa como entrenador amarillo y cuando le descubrió desde dentro. En realidad, desde su vuelta a la isla procedente del Standard de Lieja, se ha perdido 10 encuentros por motivos de salud. Y la mayoría de los casos, relacionados con problemas musculares por una sobrecarga en el esfuerzo.

Ya en su vuelta en Las Palmas sumó dos ciclos de tres semanas (Sporting, Betis, Numancia en 2014-15 y Alavés, Levante y Atco. de Madrid en 2016-17) de ausencia por lesión. Y siempre Viera puso toda la carne en el asador para recortar plazos.

Su optimismo debe ser un virus contagioso. Lo necesita el equipo, el club y hasta la sociedad grancanaria para sacar esta difícil situación actual.

  • Publicidad