Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

El Prince ghanés de la Preferente

El goleador del sorprendente UD San Gregorio llegó hace 13 años a la isla por empeño de su padre, para iniciar una nueva vida. Hoy es un delantero de referencia tras su reconversión desde el lateral derecho, obra del técnico Chalana

  • GENTE CON DUENDE
  • 16/11/2017 - 21:59
Prince Kesson, el delantero goleador del sorprendente UD San Gregorio, imita la celebración de goles de su adorado Prince Boateng (C. Torres)

Manuel Borrego

Un día Harry Kesson, marinero ghanés que trabajaba a bordo de un barco de mercancías por varios países de la costa africana, decidió no seguir con sus labores profesionales al hacer escala de Las Palmas de Gran Canaria. Le llamaban Prince "porque le gustaba ese nombre" y aquella decisión haría cambiar el rumbo de su vida y también la de su hijo Prince Kesson. "Mi padre conoció a un amigo, se bajó del barco y se quedó aquí para empezar de cero".

Aquello ocurrió hace más de tres décadas, pero años después Harry tomó una segunda decisión. "Yo era estudiante, tenía 17 o 18 años. Y mi padre decidió entonces que viniera a Gran Canaria. Nunca había vivido con él porque siempre estaba viajando. Se empeñó, arregló papeles y me vine sin hablar una sola palabra de español ni conocer nada. El resto de mi familia se quedó en Ghana. Hoy estoy feliz aquí: tengo mi trabajo, juego al fútbol y disfruto de mi hijo: Dariel Prince Kesson Santana".

Prince Kesson es nombre propio en el fútbol local. Hoy, uno de los jugadores de moda esta temporada en la Preferente de Las Palmas, ocupando con honor la pelea por el pichichi de la tabla (10 goles en 12 encuentros) y siendo uno de los jugadores de referencia del sorprendente UD San Gregorio, a la estela de U. Viera y Tamaraceite en la clasificación.

"Yo jugaba al fútbol no federado en mi país. Lo hacía con mis amigos, en el instituto. Allí todo es diferente. También era rápido; corría los 100 metros. Puedo asegurar que había compañeros más veloces que yo". Todo aquello le sirvió a Kesson. Desde que llegó a la isla, el Príncipe de San Gregorio se fue haciendo un hueco a nivel deportivo. "Jamás pensé que iba a ser futbolista ni nada de eso. No he soñado con ser profesional. Ni siquiera que un día iba a jugar en la categoría Preferente. Hoy, con mi edad (nacido el 19 de septiembre de 1987, en Kumasi) no sé dónde puedo llegar. Pero lo seguiré haciendo igual, divirtiéndome con mis compañeros. Me siento bien en el deporte. Soy muy alegre; yo pongo la música del equipo, bailo y tocaría el instrumento si lo tuviera".

De lateral derecho a delantero con Chalana

El goleador Prince no había sido antes delantero hasta que su actual entrenador, el ex amarillo Sebastián de la Cruz ‘Chalana', le reubicó en esa posición desde el lateral derecho. Como zaguero Prince había jugado en el Faycán, Ideal 3 y Jinámar. "Aprovecho mi velocidad", subraya. "No sé si es una virtud pero me gusta hacer goles. Incluso como defensa lateral salía al ataque y marcaba algunos tantos. ¿Cuántos quiero marcar esta temporada?. Espero por lo menos firmar veinte goles. Esa es una buena cifra para mí. Estoy ahora en la mitad del camino".

Kesson es una parte de la maquinaria de este modesto San Gregorio que aún no sabe dónde acabará al final del Campeonato o cuál es su objetivo al margen de la permanencia. "Lo que tiene el equipo es un todo. Es el conjunto, la unidad de la plantilla, todos aportan. Y todo está funcionando. Mis goles no llegan porque sí. Es una parte del trabajo del resto mis compañeros (...) La semana pasada jugamos un partido duro contra el Tamaraceite. Logramos el empate en un encuentro difícil. Demostramos estar muy unidos ante un gran rival".

Pronostica Prince: "Creo que el equipo que podría subir directo en nuestro grupo es el Tamaraceite. Tengo en cuenta al Unión Viera pero el San Gregorio puede jugar la promoción. Para ello hay que seguir así, con este compañerismo. Y Chalana ... es lo mejor que tenemos. Nos ayuda muchísimo. Creo que si el se marcha el entrenador irán detrás algunos jugadores. Estamos muy unidos".

"La velocidad la intento aprovechar en la competición. Intento que no me gane nadie, pero hay gente rápida también en nuestra Liga", asegura también el futbolista africano. "Lo mejor que tiene nuestro equipo es que somos un grupo de amigos, nos llevamos bien".

La temporada, pues, va sobre ruedas para Prince, porque el equipo funciona. Cuando le pedimos que señale un futbolista que le inspire menciona el nombre de "Drogba. Es un delantero que siempre me gustó y me gustaría imitar. Y de los compatriotas ghaneses tengo que mencionar a Assamoah Gyan. Pero confieso que ahora me tira más Prince Boateng. Puedo decir que he visto con mis ojos a Prince cuando fue jugador de la UD Las Palmas. Me encantó. Soy un gran admirador suyo. Cuando se fue me quedé muy triste porque tenía planes. Y ahora no sé si volverá otra vez al Estadio de Gran Canaria".

La reunión con los tres Prince

Su plan estaba relacionado, cómo no, con el joven Prince. "Compré para mi hijo una camiseta de Las Palmas con el nombre de Prince. Tenía planeado encontrar un hueco esta temporada para reunirnos, hacernos una foto y que Prince Boateng le firmara la camiseta de mi hijo Prince. Habría sido el recuerdo eterno pero ... se nos marchó (al Eintracht). No sé si el día perfecto alguna vez se producirá".

"Puedo decir que estoy muy orgulloso de lo que han hecho los ghaneses por aquí. Incluso con Wakaso, que hizo cosas muy buenas para Las Palmas pero comía tarjetas que no veas". Pero "estoy orgulloso. Los ghaneses somos alegres y competitivos. Que cuenten con nosotros".

  • Publicidad