Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Contracrónica

Inmenso Javi Castellano

"Le he dicho que se busque otro equipo donde pueda tener minutos" dijo Setién hace justo un año; el gemelo 'reapareció' frente al Betis para cerrar un debate incesante de esta temporada

  • DECLARACIONES
  • 04/12/2017 - 17:37
Javi Castellano, en el encuentro frente al Betis este domingo (C. Torres)

M.B.

Un año atrás, justo en diciembre de 2016, se escuchaban estas palabras en el contexto de la UD Las Palmas. "Le he dicho a Javi Castellano que se busque otro equipo donde pueda tener minutos".

La frase era de Quique Setién, en un consejo no aceptado por el jugador grancanario, tampoco por la comisión deportiva, para una cesión que nunca se produjo.

Antes, al contrario. Los gemelos acabaron la temporada en el equipo con el mismo entrenador. Y pese a que el mal sabor final dejaba muchas incógnitas, Dani y Javi renovaron sus contratos. En el caso del centrocampista dorsal 18, por una sola temporada.

Este domingo, uno de los grandes vencedores individuales del partido ha sido Javi Castellano. Ya no existe ese debate sobre sus cualidades o sobre su capacidad en el club. El gemelo estuvo inmenso ante el Betis, enorme en sus prestaciones para cubrir él en solitario la más amplia parcela del campo.

Fue de nuevo el mejor Javi, el que conocía el Estadio de Gran Canaria hasta junio de 2015. El futbolista que llevó a la UD Las Palmas a la Primera División, por la que sigue luchando ahora desde arriba.

Javi no se había reencontrado a sí mismo hasta este pasado fin de semana. Su lesión el día en que debutaba en Primera se convirtió en un gran dilema en el propio club amarillo. Setién precisamente lo resolvió con la posición de Roque Mesa en ese puesto de avanzadilla de la retaguardia. Pero, tras la marcha al Swansea del teldense, la afición de la UD ha escuchado un amplio discurso entre el pivote simple o el doble, la incorporación del canterano Fabio como solución o la llegada de refuerzos para acabar con el tema como Aquilani (el domingo en el banquillo) o Sergi Samper (en la grada).

La actuación de Javi hizo olvidar todo ello. Si el futuro entrenador tiene el informe videográfico de la jornada habrá podido comprobar que el gemelo tiene la visión de antaño, anticipándose con velocidad, prontitud y eficacia. Que cada vez que Bigas o cualquier otro compañero abandonó el sitio para acudir al ataque, Javi estaba allí guardando las espaldas. Que sabe sacar el balón, que lo juega con serenidad, que se entiende con Viera, con Vicente, ... con todos. Y que incluso fue capaz de probar el disparo.

Javi está de vuelta. Y si mantiene este nivel, el más sesudo problema del once -por pieza o tipo de sistema- se habrá acabado.

Fotos: C. Torres

  • Publicidad