Publicidad
Publicidad

Rubén Castro se enfada

El grancanario regresó a Sevilla hace un mes, se entrena en solitario y todavía desconoce su futuro a partir del 1 de enero

  • VISTO EN LA RED
  • 04/12/2017 - 20:12

B.P.

"Mi idea es jugar en el Betis" dijo Rubén Castro el pasado 9 de noviembre, a su regreso de China tras haber cubierto la cesión en el Guizhou Zhincheng. Sin embargo casi un mes después el jugador se entrena en solitario sin tener un plan definido para su posible regreso a la Liga española el 1 de enero.

Según Radio Sevilla (noticia recogida por varios medios andaluces) el delantero grancanario está muy molesto con el Betis por su desamparo deportivo. Nadie fue a la recepción en el Aeropuerto y, de momento, no tiene una aclaración sobre su futuro. El club no se ha pronunciado ni el entrenador actual tampoco.

Varios equipos se habrían puesto en contacto con el máximo goleador histórico del club andaluz, sin saber qué hacer. Está todavía a tres goles del récord histórico del Betis, en Primera, pero ese objetivo no sabe si lo va a cumplir porque su futuro está en el aire. Y también su preparación colectiva.