Publicidad
Publicidad

"No hubo puñetazos ni pelea. Fue un momento de debilidad de McKissic"

Eulis Báez explica el incidente ocurrido ante el Zenit, que ha desatado la reacción de su compañero apartado por el club

  • CBGC CAMPO ATRáS
  • 05/12/2017 - 11:20

B.P.

"Lo tengo muy claro: no hubo puñetazos ni pelea", expresaba este martes Eulis Báez, capitán del Gran Canaria al hacer una valoración de lo ocurrido en un partido para que su compañero McKissic explotara en las redes sociales. El jugador americano fue apartado por el Gran Canaria como consecuencia de sus manifestaciones públicas. "No podemos dejar que esta energía negativa afecte a nuestro juego. Tenemos un lesionado ahora", advirtió antes de jugar este miércoles contra los turcos del Tofas.

Aclaró que todo aquello había sucedido en un tiempo muerto, con habitual tensión en el banquillo. "Se produjo una discusión con todos. El entrenador nos estaba intentando motivar (en el partido frente al Real Madrid), diciendo cosas, como siempre. El que no conoce a Casimiro no viene a los partidos. Casimiro siempre intenta encontrar energía de nosotros. Y ahí surgió todo", dijo.

"Mi opinión personal es que estaban muy juntos" advirtió Báez. "Casimiro estaba sentado y se levantó. Puso su mano aquí (señala) y dijo: el tiempo muerto no se ha terminado. Porque todos nos levantamos. Y después nos sentamos todos otra vez. No hubo galletas, como me gusta decir a mí (en alusión a roces o contacto físico). Ni nada de eso".

"Si yo digo que me he encarado con compañeros que pueden pensar. Es algo normal. Son cosas que pasan porque nos exigimos para hacer nuestro trabajo lo mejor posible", añadió el dominicano, capitán del Gran Canaria. "Y ya está: a hacer el trabajo. Los veteranos y el entrenador intenta motivar al resto. No voy a estar pensando que si el altercado fue esto o aquello porque nos estamos complicando".

"Si él (McKissic) interpretó de otra manera (lo que pasó) es como él se sintió. A nosotros no nos informó de nada" ...

Para Báez, el incidente habría ocurrido "con una discusión de todo el equipo en el partido contra el Zenit (...) "¿A qué le estamos buscando vueltas?. Él se sintió de esa manera y ahora tiene que atenerse a sus consecuencias. Son sus decisiones. Para saber todas las respuestas sobre esto hay que preguntárselo a él. Nosotros no lo interpretamos como un altercado. Todos queremos que eso no pase".

La fractura entre jugadores o algún jugador "no existía hasta lo que sucedió ayer (los tuits de McKissic). No lo esperábamos nadie. Hasta donde sabíamos, él estaba bien, contento con nosotros. No sabíamos que tenía esos sentimientos hacia nuestro entrenador".

"Pudo haber solucionado la cosa un poco mejor. No sé lo que va a pasar en adelante", valoró el capitán. "No sé si le ayudé a recapacitar por lo hecho. Les doy mi opinión. Le digo lo que yo creo, pero la decisión es del compañero".

"Me sentí mal, porque como capitán me habría gustado saber cómo estaba él mentalmente. Cuando sucedió ya estaba todo hecho", manifestó el caribeño. "Me sentí mal porque podríamos buscado alguna solución. Todos los jugadores que han venido al Gran Canaria se han integrado en la cancha y en la vida del día a día. Lo intentamos con Shaq. Su familia se siente a gusto aquí. Me habría gustado ayudarle más. Pero tuvo un momento de debilidad que no se supo controlar".

Que no afecte al vestuario

"Tenemos que pensar en positivo, concentrarnos en el partido", comentó Báez sobre las visitas del Tofas y Burgos. "Esperamos que esta situación no afecte al vestuario"

"Los que están debemos esforzarnos más por las ausencias de los compañeros", recordó. "Somos conscientes con nuestro público, en nuestra casa. El público apoyo e intimida al rival".