Publicidad
Publicidad

Episodio 9

El penalti más falso de la historia

El 30 de diciembre de 1967 la UD empataba en el Insular con el Real Madrid, en plena lucha por la Liga y en un partido que la memoria popular confunde creando el mito de la pena malograda por Castellano

  • LA EPOCA DORADA
  • 29/12/2017 - 22:05
El penalti que lanzó Paco Castellano a la portería de Antonio Betancort, perdiéndose junto al poste. Pero corresponde a la temporada 1969-70. A la derecha, Molowny y Paco (Norberto Rodríguez)

Manuel Borrego

Dedicamos en nuestro serial sobre la mejor UD Las Palmas de su historia, al cumplirse las bodas de oro de los logros de aquel equipo, a un episodio que en realidad nunca sucedió. El 30 de diciembre de 1967, medio siglo atrás tal día como el actual, se enfrentaban en el Estadio Insular una UD Las Palmas en estado creciente frente al Real Madrid que acabaría siendo campeón, con los amarillos muy cerca, apenas a cuatro puntos en el tercer puesto de la clasificación final.

A ese partido con el que se cerraba el año, Las Palmas acudía con la esperanza de lograr una victoria y de quizá con ella alcanzar el liderato, con permiso del propio Real Madrid, Atlético y el entonces líder FC Barcelona. Todos estaban a un punto de distancia entre sí. Sin embargo hubo empate (2-2) y de ese resultado nació una falsa leyenda que el tiempo se ha encargado de tergiversar, enredando lo que en el Estadio Insular ocurrió en realidad.

"Castellano malogró un penalti que habría hecho campeón a la UD Las Palmas al final de temporada", "le obligó a lanzarlo Molowny porque no quería defraudar al Real Madrid", "el disparo lo mandó al muro de la fábrica Fedora (ubicado en la trasera de la grada Naciente)", ... Un infundio tras otro se fue instalando en la memoria colectiva popular del aficionado amarillo, empañando aquel partido y un momento histórico que nunca sucedió de esa manera pero que caló de boca en boca hasta nuestros días.

El que más lo ha sufrido es el propio Paco Castellano, que vive con esa losa personal desde entonces, cinco décadas atrás. Y el propio Molowny, qepd, traicionados ambos por el recuerdo incompleto o mutado y la leyenda del penalti más falso de la historia.

Porque aquel 30 de diciembre de 1967 Las Palmas no tuvo a su favor un penalti para lanzarlo el defensa internacional grancanario, algo que sí ocurriría dos temporadas después con Paco Castellano como ejecutor que erró el lanzamiento sobre la portería de Antonio Betancor, el portero que partió de la UD hasta la Casa Blanca. Y ni mucho menos el balón fue a parar a la grada Fedora pues pasó dando un zumbido junto al poste izquierdo de la portería de la grada Naciente.

Maldito penalti

"Es verdad. Mucha gente se confunde de temporada y el penalti ha pasado a ser una injusta leyenda negra sobre mi carrera profesional. Hace poco me lo recordaba una señora aficionada del equipo; y le indiqué que yo hice muchas cosas buenas en la Unión Deportiva, que no entendía por qué sólo se me habla de ese penalti que no fue así como lo cuentan", relata Paco Castellano a los lectores de Tintaamarilla, en un intento de aclarar todo.

Cincuenta años atrás Las Palmas estaba en un gran momento de forma, a las órdenes de Luis Molowny. Era cuarta en la tabla y recibía al Real Madrid justo después de haber logrado su primera victoria como visitante del Atlético de Madrid (1-2) una semana antes.

Germán no estaba

"La historia es injusta con Paco Castellano", también nos valora su compañero José Manuel León. "Ese penalti voló de un partido a otro, la gente lo confunde. El que falló Castellano fue más tarde. No estaba Germán en el campo, porque había sido expulsado contra el Atlético de Madrid en la semana anterior, y después de ir ganando 2-0 el Madrid, que era un gran equipo también entonces, había remontado. El penalti pasó junto al poste y de haberlo marcado había sido el 3-3. El partido quedó 2-4 pero, insisto, no corresponde a la época que estuvimos cerca de ser campeones sino a un par de años después".

"Tengo que aclarar también", puntualiza Paco, "que éramos tres los jugadores que lanzaban penalties en aquella época. Guedes, Germán y yo los que había asignado Molowny. Marqué algunos que lancé, en Copa y Liga, pero sólo se recuerda ése contra el Madrid. Y lo recuerdan mal. Creo que es justo que se relate cómo fue para acabar de una vez con ese mito".

"Lo del muro de Fedora tampoco ... El balón pasó cerca del poste y golpeó la chapa de hojalata, la de la valla de publicidad en la grada Naciente. Yo mismo tuve la primera intención de volver a ir a rematar porque el balón volvió al campo. Maldito penalti. Me está persiguiendo toda la vida con las cosas buenas que yo hice para el equipo. Encima, ese día estaba jugando un partidazo". Y nadie lo recuerda.

El encuentro de Liga del 30 de diciembre de 1967 acabó con empate 2-2, dicen las crónicas que un justo reparto de puntos. También lo jugó Paco, en una alineación con Ulacia, Aparicio, Tonono, José Luis, Gilberto II, Guedes, Gilberto I, Germán, José Juan y Mamé León.

Adelantó Félix Ruiz a los blancos de Miguel Muñoz; empató Germán antes del descanso y Gilberto II puso el 2-1. Pero Pirri estableció el definitivo 2-2.

Las Palmas seguiría su camino hacia el tercer puesto final y el Real Madrid, con una plantilla espléndida, hacia el campeonato a unos pocos puntos. Fue el momento más cercano a la corona de la Liga española para el club grancanario. Y el penalti que nunca sucedió, siguió vivo en no pocos debates y tertulias futboleras, disfrazado en tiempo y forma durante 50 años.