Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

La previa

UD lanza un órdago para valientes

  • CRóNICAS
  • 05/01/2018 - 18:00
Alineaciones probables para el encuentro UD Las Palmas-SD Eibar, de este sábado

Manuel Borrego

Se acabó el tiempo de las palabras, de las promesas y de las especulaciones. La UD Las Palmas pretende lanzar desde este sábado un órdago completo a toda la Liga con Paco Jémez al frente. Y no le queda otra que empezar a sumar "muchos puntos", marcando "muchos goles" y encajando "uno menos que rival". Las cuentas no salen si el equipo amarillo no es capaz de salir al campo en todos sus enfrentamientos a por la victoria, sean cuales sean las condiciones de cada jornada y el oponente.

Ese primer adversario es la SD Eibar, un equipo con antagónico estilo al del nuevo entrenador del proyecto amarillo. La prensa guipuzcoana recordaba en la víspera del encuentro que a Mendilíbar le han ido bien los cruces contra los equipos de Jémez (2 victorias y un empate). Y el propio entrenador del equipo armero valoraba con sus propias incógnitas si el estilo de Jémez ha cuajado ya en la nueva plantilla a la vez que hacía públicos los riesgos que observaba en el modelo de su oponente.

Pero a Las Palmas no le queda otra que la propuesta de un entrenador que habla con valentía y al que no le asusta el dolor. Ha encontrado a un equipo en las profundidades de la clasificación, herido en la moral, extraviado en su juego, tocado en el aspecto físico y separado de su afición. Peor escenario no era posible, pero la primera respuesta -a medias- frente al Valencia en Copa ha despertado la esperanza.

"En este estilo de juego no vale que dos jugadores no tengan la misma intensidad que el resto porque entonces se desmorona todo" advertía el técnico nacido en la capital grancanaria. Por eso, va a necesitar la complicidad y la implicación de todos sus actores para presionar, morder, acosar al rival y administrar el partido hasta el desfiladero donde pueda ganarlo. Y, además, este viernes apuntó algo que para el vital: atacar de verdad, terminar las jugadas y, sobre todo, marcar muchos goles.

Si ese mensaje no ha llegado hasta el corazón del vestuario de la UD Las Palmas las opciones de salvar la categoría será baja. Por eso desde ahora, con la propuesta de Jémez, tiene que aparecer un conjunto compacto, que de verdad crea en lo que les puede llevar a salir del laberinto donde 2017 les ha introducido.

El once de la primera fotografía en Liga del nuevo año está complicado de acertar. No es desdeñable que se produzca el debut del argentino Peñalba (número 51 albiceleste en la historia de la UD Las Palmas) para dirigir las operaciones desde el punto de partida. Tampoco, que Lemos recupere la posición en el centro de la defensa con Bigas a su lado. Que Simón o Ximo y Dani Castellano sean los laterales para completar el bloque de retaguardia. Arriba, casi con lo justo, y con Calleri como única referencia en la delantera en toda la plantilla ... hasta la llegada de refuerzos para su zona.

Se acabó el tiempo de las lamentaciones. Esta empresa hasta la jornada 38 es sólo para valientes.

  • Publicidad