Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

¿Qué función tiene la cantera?

Desde que la UD volvió a Primera se han producido 4 debuts en la Liga, con una aportación del 0,56% del tiempo en juego del equipo. El debate lanzado por el director deportivo sobre la factoría del club queda abierto

  • ENTRE BASTIDORES
  • 03/02/2018 - 11:56
Combo: Erik Expósito, Fabio González, Borja Herrera y Benito Ramírez (C. Torres / La Liga)

Manuel Borrego

El director deportivo de la UD Las Palmas, Toni Cruz, subrayó este viernes un hecho que camina paralelo a la trayectoria del equipo en la Primera División. "La decisión de jugar los futbolistas del filial es de los entrenadores, no del club". Esa herramienta, que ha sido señal de identidad en la historia de la UD Las Palmas, está claramente en desuso desde la vuelta a la Primera División en 2015.

La afirmación recogería un debate sesudo sobre un proyecto de cantera que, precisamente, retrae esta actividad en lo que al paso por el puente imaginario entre el campo Anexo al Estadio de Gran Canaria se refier.

No es un problema actual como consecuencia de la crisis deportiva; es un asunto que va galopando en este trienio y que se puede comprobar. Las Palmas ha tenido seis entrenadores desde que retornó a Primera División -incluimos en el grupo el paso transitorio de Paquito Ortiz, que también tomó sus decisiones-. Desde ese momento, en 93 encuentros de Liga ya disputados, se han producido cuatro debuts procedentes de Las Palmas Atlético en la Liga. No tenemos en cuenta el de Yeremi Betancort en Copa, pasando del juvenil al primer equipo por un día en la etapa de Quique Setién. Ni el asentamiento de Nili en el grupo en 2015-16 porque había debutado antes con Paco Herrera, el año del ascenso.

Entre Erik Expósito, Benito Ramírez, Fabio González y Borja Herrera -este último ya cedido al Valladolid- acumularon 524 minutos en el campeonato de Liga. El dato siguiente es muy ilustrativo: los debutantes del filial representaron en este periodo el 0,56% del tiempo de participación en el juego amarillo. Una señal de la poca relevancia que los canteranos emergentes tienen en la actualidad en el proyecto de la UD Las Palmas. Y más cuando los resultados y la clasificación presionan.

En total fueron ocho los jugadores de Las Palmas Atlético alguna vez convocados para los partidos de Primera, aunque casos como los de Dani Lorenzo, Jefté, Carlos González, Eric Curbelo o Yeremi Valerón no llegaron a estrenarse en partido oficial.

Esta es la aportación debutante desde que el equipo está en la élite. El dato complementario es que en este casi trienio el club firmó también 31 refuerzos del exterior (contratados directos o cesiones), de los que aún se mantienen en plantilla doce para la segunda vuelta del actual campeonato.

Cruz puso el debate sobre la mesa. ¿Qué función tiene ahora la cantera?. Pero no es el momento de hablar, sin duda, porque primero hay que salvar los muebles y evitar un naufragio. Cuando llegue ese instante merecerá que, desde dentro, reflexionen porque no todo se puede quedar en manos de los entrenadores. La política de club nunca deja de existir por fuerte que fueran los vientos.

  • Publicidad