Publicidad
  • Publicidad

La previa

Llegó la hora 'de los mercenarios'

  • CRóNICAS
  • 04/02/2018 - 19:52
Posibles alineaciones de Las Palmas y Málaga, para este lunes en el Gran Canaria

Manuel Borrego

El proyecto de la UD Las Palmas en Primera División, en la tesitura donde se encuentra actualmente, traga con todo. Habría mucho que debatir en las afirmaciones que se están volcando sobre el equipo y su manera de afrontar soluciones a la crisis. La última palabra en brotar de los labios del entrenador Paco Jémez es su preferencia a querer "jugadores mercenarios" y "otras actitudes" a que en el campo existan "sentimentalismo por el escudo".

Por eso al técnico no le quema la palabra mercenario para hablar de su tropa. E, insistimos, dada la situación actual, tampoco al envoltorio y al contenido de la propia UD Las Palmas. Una cosa es la opinión del entrenador y otra la que incluso hace de cimiento a todo lo que soporta la UD Las Palmas. Si se llevara al pie de la letra, a raíz de esas palabras estaría tambaleándose todo el trabajo de captación, formación y (el más débil) promoción de los jugadores de cantera; por ejemplo. Y, ¿de qué valdría la petición de crear una gran área instructiva en Siete Palmas si la preferencia del club se convierte en mercenaria?.

Mucho que debatir en esas palabras del entrenador. Pero Jémez no deja de tener razón: La UD Las Palmas está ahora exclusivamente volcada en salvar la categoría, en hacer historia desde las profundidades de la clasificación y de su paupérrima primera vuelta. Por eso se han contratado 16 jugadores del exterior esta temporada. Y por ello no ha titubeado el pulso en el relevo técnico (lo decimos en singular) designado por el club para esa hipotética reacción. La presencia del propio Jémez y su equipo de colaboradores responde a esa misma línea de conducta.

Es ahí cuando, con todo ya confeccionado, llega la hora de los mercenarios, como opina Jémez. La hora de hacer el trabajo para remontar y abandonar la dirección hacia una hecatombe deportiva con el mayor presupuesto de la historia del club. El mayor esfuerzo humano jamás realizado tiene que traducirse en resultados. En esa parte del discurso nos alineamos al lado de Paco Jémez. Hay que salvar al equipo como sea.

Pero también se requiere que esos mercenarios sean eficaces en sus cometidos. Que ante otras tropas mercenarias también interpreten mejor las batallas para ganar los puntos que alivien este notable desajuste que está llevando a Las Palmas a Segunda División si no cambia la trayectoria.

El once inicial puede ser este lunes muestra de todo eso que habla el entrenador. Macedo y Aguirregaray asoman para incorporarse a los laterales como novedades más importantes. Y aún están por ver cómo los refuerzos contratados se desenvuelven en un equipo que ya debe acabar la hora de rodajes o experimentos. Porque el tiempo se acaba incluso para los mercenarios.