Publicidad
Publicidad

Gran Canaria tumba al Darussafaka

El equipo amarillo adorna el final del top16 de la Eurocup con una notable exhibición ante el potente equipo turco, que perdió su condición de invicto en el Arena

  • CBGC CRóNICAS
  • 07/02/2018 - 21:54
Seeley, con 23 puntos, fue el mejor de los amarillos frente a Darussafaka (C. Torres)

B. Pérez

A pesar de estar muy mermado por las lesiones (Eriksson, Paulí, Aguilar y Báez), el Gran Canaria firmó este miércoles una extraordinaria despedida del t0p16 de la Eurocup. Era un partido intrascendente para los jugadores de Luis Casimiro, pero lograron ganar (78-70) al Darussafaka y acabar con la condición de invicto del poderoso equipo turco.

Fue una exhibición de pundonor y una demostración de querer llegar muy lejos en los cruces por el título que comenzarán contra otro poderoso que está intacto en la competición: Lokomotiv Kuban, de Rusia. El Gran Canaria logró imponerse en tres de los cuatro parciales del encuentro, con un trabajo de equipo sólido e individualidades ofensivas de varios de sus actores.

Segundo parcial, clave

El triunfo isleño se cimentó en un notable segundo cuarto, donde conjugó el acierto ofensivo (en especial de un inspirado Seeley) y la dureza defensiva para anular a los otomanos, que en ese sector de diez minutos sólo anotaron nueve puntos.

Con anterioridad, se había vivido un primer cuarto muy reñido, en el que el primer protagonista fue Rabaseda, con cuatro robos en las primeras acciones visitantes. El Gran Canaria se fue 9-2 en el marcador, pero Darussafaka movió banquillo, pidió tiempo David Blatt e igualó el partido durante algunos sectores.

Pero todo cambió en el segundo cuarto con un 23-9 para los amarillos. Seeley se las tenía guardada a Blatt, que en tiempos de NBA no le eligió para Cleveland en la reciente etapa del prestigioso técnico. El escolta del Gran Canaria se fue al descanso con 16 puntos en su cosecha y lanzando al Gran Canaria hasta 16 de renta al descanso (45-29).

El tiro exterior no era relevante en ninguno de los dos equipos. Pero el Gran Canaria tenía manos para defender, piernas para correr y buenos movimientos cerca de canasta, especialmente de Balvin y Pasecniks. A Casimiro le dio tiempo incluso de conceder algunos minutos a Balcerowski para refrescar a sus hombres con su rotación.

Reacción visitante tardía

El tercer cuarto también fue local. La distancia siguió creciendo hasta los 20 puntos (56-36), con un Darussafaka desorientado en el Gran Canaria ante un rival que le abrumaba. Blatt pidió en ese momento un tiempo muerto para abroncar a sus jugadores, que reaccionaron en ataque pero de nuevo Seeley, asumiendo galones, flotó en las ofensivas grancanarias para acabar con nuevos puntos de deshielo y mantener las distancias.

Darussafaka sacó mejor rendimiento a sus acciones cuando desistió de sus intentos la estrella Wilbekin, con un desastroso expediente en el partido de dos triples de diez intentos. Llegó a ponerse a 8 puntos (74-66), pero la reacción fue tardía ante un Gran Canaria que reservó fuerzas si ya eran innecesarias.

Alineaciones:

Gran Canaria: Mekel (2), Brussino (9), Rabaseda (2), Fischer (7), Rabaseda (8) -inicial-, Oliver (6), Seeley (23), Balvin (16), Balcerowski (0), Radicevic (5), Eriksson (-) y Aguilar (-)

Darussafaka: Wilbekin (6), Baygul (2), Kosut (1), Sant-Ross (7), Eric (11) -inicial-, Kidd (12), Ozmizrak (0), Cummings (5), Ulubay (16), Ozdemiroglu (-), Aldemir (6) y Bell (4)

Parciales: 22-20, 45-29, primer tiempo, 62-44 y 78-70

Arbitros: Javor (Eslovenia), Silva (Portugal) y Papapetrou (Grecia)

3.358 aficionados en el Gran Canaria Arena, en la sexta jornada de la segunda fase de la Eurocup.